Rey Heredia demanda al Ayuntamiento que vuelva a darles agua y luz

El alcalde saluda a dos activistas de Rey Heredia. | MADERO CUBERO
La Acampada Dignidad denuncia que el pasado 5 de junio, después de la sentencia de la Audiencia Provincial, técnicos de Emacsa acudieron a sellar con cemento las tomas de agua potable cercanas

El colectivo Acampada Dignidad que ocupa el antiguo grupo escolar Rey Heredia ha pedido al Ayuntamiento de Córdoba que restablezca el suministro de agua potable y luz eléctrica que se interrumpió pocas semanas después de que en octubre de 2013 entraran los activistas en el centro. Además, y según ha informado a través de una nota de prensa la Acampada Dignidad, “el pasado 5 de junio, por la mañana, empleados de la empresa municipal de aguas Emacsa procedieron a sellar con cemento las tomas de agua cercanas al Centro Social Rey Heredia”.

“Actualmente, cuando la Audiencia Provincial le ha dicho al señor alcalde, José Antonio Nieto, que no hay motivo para desalojar del centro a la Acampada Dignidad; cuando nos encontramos en una fase en la que, si el alcalde cumple su palabra, el Ayuntamiento cederá muy pronto el edificio a los colectivos sociales del distrito sur que llevaban dos años pidiéndolo; en un momento en que la Acampada Dignidad ha hecho todo lo posible por crear un clima que favoreciera el entendimiento y la solución rápida y definitiva de la cesión, el señor alcalde, presidente de Emacsa, vuelve a tener un tic autoritario y carente de la más mínima humanidad, como es querer hacer todo lo posible para que las personas que comen, estudian y se relacionan en el Rey Heredia, no puedan beber agua”, describen a través de una larga denuncia los activistas.

“El Rey Heredia no depende de esas tomas de agua para subsistir, porque, como ha sido la nota habitual durante los ocho meses de trabajo, la solidaridad de la población es la que hace también que tengamos agua. Unos trayendo agua embotellada. Otros haciendo cadenas a las fuentes próximas”, detallan.

“Solo le queda al señor alcalde ordenar el cierre de esas fuentes cercanas y hacer el ridículo aún más de lo que ya lo ha hecho. O prohibir la venta de agua embotellada en nuestra ciudad. Incluso así, la Acampada Dignidad la tendría”, desafían.

Por eso, la Acampada Dignidad ha remitido un escrito al equipo de gobierno solicitando que restablezca estos suministros después de que se esté negociando con el Consejo de Distrito Sur la cesión total del edificio del antiguo grupo escolar Rey Heredia.

Etiquetas
stats