Así se reordenarán los veladores en el centro

.
En La Corredera se permitirá una ocupación máxima del 33% de la plaza | En la calle de La Plata se limita a 60 distribuidos en dos filas de mesas con dos sillas | El Ayuntamiento se asegurará la imposición y cobro de las multas

Menos veladores, mejor distribuidos y un seguimiento “estricto” por parte de la Gerencia de Urbanismo y de la Policía Local. Se coordinarán acciones para que lo que ha venido pasando hasta el momento, el más absoluto de los descontroles, no se repita y se consiga el ansiado entendimiento entre Administración, empresarios de hostelería y vecinos y peatones de puntos como la Plaza de La Corredera, Las Tendillas y su entorno, la Avenida de Barcelona y la zona de María la Judía.

Los veladores tendrán un tope teórico de un 20% en la ocupación de las citadas plazas y lugares públicos (salvo en La Corredera, donde se permite al 33% por la confluencia de varios negocios). Habrá una distancia mínima entre las terrazas y las fachadas (se parte de un mínimo de 1,80 metros) y el empresario asume la obligación de tener bien visible el gráfico de los veladores autorizados. Cada establecimiento será sometido a controles periódicos por parte del Ayuntamiento, que -esta vez parece que sí- en caso de infracción multará y se asegurará el cumplimiento del pago, según indicaron ayer fuentes del gobierno local. Además se añade la propuesta de que, en el plazo de un mes, estará operativo un visor en la web de la Gerencia Municipal de Urbanismo desde el que cualquiera podrá comprobar si se cumple o no la norma.

Las reglas del juego parece que están claras y consensuadas entre el Ayuntamiento, hosteleros, comerciantes y vecinos. Ahora toca reordenar la eterna cuestión de los veladores ilegales, aquellos que, según el presidente de la Gerencia, Pedro García, afean el buen comportamiento general del 90% de los empresarios de la capital cordobesa, que alcanzaron un acuerdo el pasado jueves en el que se apuesta por un periodo de información y recomendaciones antes de que se produzca la sanción. Pero, ¿cuáles van a ser las principales novedades?

En La Corredera -según los datos del documento que aporta Urbanismo y que puede consultarse en este artículo- se prevé una ocupación de un 33% de su superficie por parte de los veladores, que se distribuirán en grupos de 16 para otros tantos negocios que son los que cuentan con autorización o la está tramitando. Desaparecen, o al menos no se contemplan en los planos, las terrazas en el interior de los arcos que limitan considerablemente el paso de peatones. Además, aumentan las distancias en el espacio cercano a las fuentes de la plaza. Se apuesta por frenar la implantación de nuevas terrazas y por ponerse manos a la obra para cumplir el plan de usos de La Corredera. Las mesas autorizadas solo contemplan el uso para cuatro comensales.

Donde vienen más novedades es en la conocida como calle de La Plata, en el entorno de Las Tendillas, una de las zonas más problemáticas por la proliferación de veladores, que desaparecerán tal y como se conocen actualmente. Se eliminan las mesas con cuatro sillas y se apuesta por dos filas de mesas con solo dos sillas cada una hasta un máximo de 60 y que concedan un espacio mínimo de 2,15 metros para el paso de los peatones en ambos lados de la calle.

De la misma manera, en la Plaza de Las Tendillas se puesta por un máximo de entre 70 y 85 terrazas en temporada, a las que hay que sumar las 14 permitidas en María Cristina. Todas serán de cuatro sillas en uno de los extremos y a tres metros de las fachadas, mientras que en el otro extremo, en el edificio Fénix, se contemplan de dos sillas y hasta un máximo de siete terrazas alineadas, para permitir el paso de los peatones.

También habrá limitaciones en la zona de la Avenida de Barcelona, en donde el máximo de veladores autorizados con carácter anual será de 152, que se distribuirán en dos filas de dos mesas para dos usuarios; en algunos casos -los menos- en una con terrazas para cuatro clientes, que sumarán 56 nuevas plazas en temporada (del 1 de abril al 30 de octubre).

Por su parte, en la zona de María la Judía -otro de los puntos calientes en las quejas de los vecinos- la principal novedad es que se eliminan los toldos cerrados que impedían el tránsito de los vecinos, para los que se prevé una zona de tránsito sin terrazas que, según el documento de Urbanismo, contempla unos 200 veladores redistribuidos en grupos de un máximo de dos por fila y con cuatro asientos por mesa. A estos hay que sumarles los 40 previstos en la zona de la Plaza de la Oca.

http://www.slideshare.net/cordopolis/cmo-se-ubicarn-los-veladores-en-crdoba

Etiquetas
stats