El regreso del calor extremo: hasta 44 grados en el valle del Guadalquivir

Un turista busca el agua en otra tarde de calor en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Ni tres días de tregua. La tarde del pasado miércoles el calor recuperaba terreno, de nuevo encumbraba el termómetro por encima de los 40 grados en el valle del Guadalquivir. El jueves de nuevo noche insoportable para arrancar la mañana a más de 22 grados y cerrar el día rozando los 42 grados en la capital. Vega arriba, entre Montoro y Villa del Río, la máxima se iba más allá, hasta los 42.6 °C. El fin de semana promete más, hasta rozar de nuevo los 44 grados, o como en el caso del extremo occidental del valle, a rebasarlos con comodidad.

Esta vuelta a la cálida anormalidad ha pasado por un reforzamiento de la dorsal anticiclónica, centrada esta vez sobre el sur peninsular. La combinación de contar con una atmósfera recalentada y la posición relativa de la dorsal, permite que en nuestra zona las temperaturas se eleven más fácilmente. Así va a continuar durante el fin de semana, y especialmente durante el cierre, cuando durante la tarde del domingo pueda volver a superarse la barrera de los 43 grados en el valle del Guadalquivir.

No habrá tarde por debajo de los 40 grados en la demarcación de la campiña cordobesa, ante lo que la Agencia Estatal de Meteorología mantiene activo el aviso naranja por temperaturas altas temperaturas, prolongándose durante todo el fin de semana. En el resto de la provincia, donde el calor golpeará con menor intensidad, el aviso será de nivel amarillo por máximas que superarán los 38 grados.

El calor, además de en las máximas, se dejará notar también en las mínimas. El calentamiento de la masa de aire peninsular va a hacer que las noches formen parte de nuestro particular martirio estival. Prácticamente no habrá rincón de la provincia que baje de los 20 grados durante el fin de semana, especialmente en la vega del Guadalquivir, con jornadas que volverán a cruzar la medianoche por encima de los 30 grados e incapaces de bajar más allá de los 22 o 23 grados en las primeras horas de la mañana.

Continua el calor socante que nos acompañó durante todo julio, y que en agosto, aunque breve, ha querido dar una pequeña señal de debilidad. Tal vez la próxima semana las treguas empiecen a ser más frecuentes, y duraderas. Habrá que esperar.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats