Minas de Estaño de España espera iniciar el proyecto Oropesa en Fuente Obejuna en 2024

La empresa Minas de Estaño de España ha presentado este miércoles en la Escuela Politécnica de Belmez (Córdoba) el proyecto Oropesa, que plantea la explotación de un yacimiento de estaño ubicado en el término municipal de Fuente Obejuna (Córdoba), a unos once kilómetros al Norte de la localidad.

Según ha explicado el director del proyecto, Emilio Hormaeche, el mismo se encuentra “en la fase final de la tramitación de los documentos de la concesión, del proyecto de explotación, del plan de restauración y del estudio de impacto ambiental, y se espera que las primeras actuaciones en la zona comiencen en 2024”.

Hormaeche ha señalado que “estamos en la recta final de contar con un proyecto que lleva más de una década en marcha y que ahora afronta sus últimos trámites, antes de hacerse realidad”, opinando que “el proyecto de la Mina Oropesa es una excelente oportunidad de desarrollo para la comarca y para la provincia de Córdoba, tanto por los niveles de inversión que se van a manejar, como por la capacidad de generación de empleo de calidad, a medio y largo plazo, que supondrá el proyecto minero y la posterior restauración ambiental”.

Por su parte, el director de ingeniería del proyecto Oropesa, David Castro, ha explicado que “la inversión inicial prevista alcanza los 84 millones de euros y el plazo de extracción ronda los 13 años, a los que se deben añadir los cuatro destinados al proyecto de restauración paisajística y ambiental previsto”.

La previsión de generación de empleo ronda “los 200 puestos de trabajo directos durante la fase de explotación del proyecto minero, aunque durante los 18 meses de duración de la fase de construcción y de puesta en marcha de la mina habrá picos de contratación de hasta 600 personas, todo ello dando prioridad a residentes en la zona y a empresas del entorno”. Castro ha destacado la calidad de empleo que se generará y la estabilidad de los contratos, con posibilidad de promoción y con un alto grado de cualificación.

La mina

El detalle del proyecto minero ha sido desarrollado por el director facultativo de Oropesa, Antonio Ortega, quien ha detallado que “el yacimiento de estaño se encuentra en una dehesa ubicada al Noroeste de Fuente Obejuna, al Sur de la Sierra de la Grana”, si bien “el relieve donde se desarrollarán las extracciones es llano y está situado entre los 550 y los 800 metros sobre el nivel del mar”.

El técnico ha recorrido de forma sucinta la historia del proyecto, que tiene su primer antecedente en el descubrimiento, hace ahora 40 años, del yacimiento de estaño. En 2008, según Ortega, se obtuvo el permiso de exploración y en 2010 el permiso de investigación del yacimiento. Más recientemente, en 2018, se redactó el primer proyecto de explotación.

Ya en 2020, según el director facultativo, se realizaron los estudios ambientales definitivos y las investigaciones metalúrgicas, así como una nueva campaña de sondeos y de investigaciones geológicas y geotécnicas. A primeros de este año comenzó la presentación de solicitudes para la concesión de la explotación, y del plan de restauración y estudio de impacto ambiental. El comienzo de los trabajos en la mina está previsto para 2024.

Ortega ha explicado que durante estos años “más de 50 empresas locales, comarcales y regionales han participado en los estudios de investigación geológica y minera, así como en el desarrollo de los proyectos de ingeniería y estudios requeridos en la solicitud de la Autorización Ambiental Unificada, y en la concesión de explotación”.

Todo ello es preciso para poner en marcha “una mina que cuenta con 18,9 millones de toneladas de recursos de estaño identificados”, estando “prevista una explotación de 13 años y cuatro adicionales para restauración de espacios afectados”.

Además, según ha precisado Ortega, “todas las medidas correctoras y ambientales que se desarrollarán están integradas en el proyecto y se irán desarrollando a la vez que la extracción, con lo que se recuperará la orografía original del terreno”, a lo que se suma que “la dependencia de suministro de agua es mínima”, pues “todos los procesos que se van a realizar en la explotación son físicos, sin existencia de transformaciones químicas”.

Minimización del impacto

Por su parte, el director de ingeniería del proyecto, David Castro, ha indicado que Oropesa lleva aparejadas “unas exigentes medidas correctoras y de restauración y rehabilitación integral del paisaje. De este modo, el proyecto, que apenas ocupa un uno por ciento de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) del Guadiato, no tiene ninguna afección directa sobre hábitat de interés para aves esteparias”.

No obstante, según ha aclarado, “el diseño de la explotación se ha realizado evitando actuar en zonas de alta densidad de encinar, y prevé una restauración del terreno, junto con el tratamiento directo de los residuos”.

Castro ha relatado toda las medidas preventivas, correctoras y compensatorias que desarrollará el proyecto, como trasplante de encinas y mantenimiento de las existentes, creación de charcas y de hábitat para aves acuáticas y esteparias, densificación y regeneración de la dehesa, instalación de cajas nido, islas de biodiversidad, posaderos, y construcción de un primillar y de un muladar para buitres.

También se prevé la captura y marcaje de especies amenazadas, programas de fomento de la perdiz y del conejo, creación de rutas y promoción de actividades recreativas y de concienciación, diversificación de cultivos, siembra de cereales de ciclo largo y creación de linderos y pastizales para favorecer las reproducción de las aves esteparias. En concreto, la inversión prevista en restauración, medidas compensatorias y acciones adicionales de protección de la ZEPA asciende a 16 millones de euros.

Participación

Por último, tanto David Castro, como Emilio Hormaeche, han destacado que este proyecto minero requiere de la participación y el apoyo de la comunidad local y de los organismos públicos, de tal forma que Minas de Estaño de España “tiene sus puertas abiertas a todos los interesados para resolver cualquier duda o preocupación acerca del proyecto”. Ambos se mostrado convencidos de que el proyecto Oropesa “implicará importantes beneficios sociales, económicos y medioambientales para todas las partes interesadas”.

Por su parte, el director de la Escuela Politécnica de Belmez, José Ramón Jiménez Romero, ha agradecido a los representantes de Minas de Estaño de España la elección de la Escuela Politécnica para presentar el proyecto, “no solo por la importancia que supone albergar un hito de estas características para la comarca del Alto Guadiato”, sino porque está prevista la colaboración entre esta escuela de la Universidad de Córdoba (UCO) y “un proyecto minero de primer nivel, que recupera una actividad emblemática y de una importancia capital para esta zona del Norte de Córdoba”.

La empresa Minas de Estaño de España ha presentado este miércoles en la Escuela Politécnica de Belmez (Córdoba) el proyecto Oropesa, que plantea la explotación de un yacimiento de estaño ubicado en el término municipal de Fuente Obejuna (Córdoba), a unos once kilómetros al Norte de la localidad.

Según ha explicado el director del proyecto, Emilio Hormaeche, el mismo se encuentra “en la fase final de la tramitación de los documentos de la concesión, del proyecto de explotación, del plan de restauración y del estudio de impacto ambiental, y se espera que las primeras actuaciones en la zona comiencen en 2024”.

Hormaeche ha señalado que “estamos en la recta final de contar con un proyecto que lleva más de una década en marcha y que ahora afronta sus últimos trámites, antes de hacerse realidad”, opinando que “el proyecto de la Mina Oropesa es una excelente oportunidad de desarrollo para la comarca y para la provincia de Córdoba, tanto por los niveles de inversión que se van a manejar, como por la capacidad de generación de empleo de calidad, a medio y largo plazo, que supondrá el proyecto minero y la posterior restauración ambiental”.

Por su parte, el director de ingeniería del proyecto Oropesa, David Castro, ha explicado que “la inversión inicial prevista alcanza los 84 millones de euros y el plazo de extracción ronda los 13 años, a los que se deben añadir los cuatro destinados al proyecto de restauración paisajística y ambiental previsto”.

La previsión de generación de empleo ronda “los 200 puestos de trabajo directos durante la fase de explotación del proyecto minero, aunque durante los 18 meses de duración de la fase de construcción y de puesta en marcha de la mina habrá picos de contratación de hasta 600 personas, todo ello dando prioridad a residentes en la zona y a empresas del entorno”. Castro ha destacado la calidad de empleo que se generará y la estabilidad de los contratos, con posibilidad de promoción y con un alto grado de cualificación.

La mina

El detalle del proyecto minero ha sido desarrollado por el director facultativo de Oropesa, Antonio Ortega, quien ha detallado que “el yacimiento de estaño se encuentra en una dehesa ubicada al Noroeste de Fuente Obejuna, al Sur de la Sierra de la Grana”, si bien “el relieve donde se desarrollarán las extracciones es llano y está situado entre los 550 y los 800 metros sobre el nivel del mar”.

El técnico ha recorrido de forma sucinta la historia del proyecto, que tiene su primer antecedente en el descubrimiento, hace ahora 40 años, del yacimiento de estaño. En 2008, según Ortega, se obtuvo el permiso de exploración y en 2010 el permiso de investigación del yacimiento. Más recientemente, en 2018, se redactó el primer proyecto de explotación.

Ya en 2020, según el director facultativo, se realizaron los estudios ambientales definitivos y las investigaciones metalúrgicas, así como una nueva campaña de sondeos y de investigaciones geológicas y geotécnicas. A primeros de este año comenzó la presentación de solicitudes para la concesión de la explotación, y del plan de restauración y estudio de impacto ambiental. El comienzo de los trabajos en la mina está previsto para 2024.

Ortega ha explicado que durante estos años “más de 50 empresas locales, comarcales y regionales han participado en los estudios de investigación geológica y minera, así como en el desarrollo de los proyectos de ingeniería y estudios requeridos en la solicitud de la Autorización Ambiental Unificada, y en la concesión de explotación”.

Todo ello es preciso para poner en marcha “una mina que cuenta con 18,9 millones de toneladas de recursos de estaño identificados”, estando “prevista una explotación de 13 años y cuatro adicionales para restauración de espacios afectados”.

Además, según ha precisado Ortega, “todas las medidas correctoras y ambientales que se desarrollarán están integradas en el proyecto y se irán desarrollando a la vez que la extracción, con lo que se recuperará la orografía original del terreno”, a lo que se suma que “la dependencia de suministro de agua es mínima”, pues “todos los procesos que se van a realizar en la explotación son físicos, sin existencia de transformaciones químicas”.

Minimización del impacto

Por su parte, el director de ingeniería del proyecto, David Castro, ha indicado que Oropesa lleva aparejadas “unas exigentes medidas correctoras y de restauración y rehabilitación integral del paisaje. De este modo, el proyecto, que apenas ocupa un uno por ciento de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) del Guadiato, no tiene ninguna afección directa sobre hábitat de interés para aves esteparias”.

No obstante, según ha aclarado, “el diseño de la explotación se ha realizado evitando actuar en zonas de alta densidad de encinar, y prevé una restauración del terreno, junto con el tratamiento directo de los residuos”.

Castro ha relatado toda las medidas preventivas, correctoras y compensatorias que desarrollará el proyecto, como trasplante de encinas y mantenimiento de las existentes, creación de charcas y de hábitat para aves acuáticas y esteparias, densificación y regeneración de la dehesa, instalación de cajas nido, islas de biodiversidad, posaderos, y construcción de un primillar y de un muladar para buitres.

También se prevé la captura y marcaje de especies amenazadas, programas de fomento de la perdiz y del conejo, creación de rutas y promoción de actividades recreativas y de concienciación, diversificación de cultivos, siembra de cereales de ciclo largo y creación de linderos y pastizales para favorecer las reproducción de las aves esteparias. En concreto, la inversión prevista en restauración, medidas compensatorias y acciones adicionales de protección de la ZEPA asciende a 16 millones de euros.

Participación

Por último, tanto David Castro, como Emilio Hormaeche, han destacado que este proyecto minero requiere de la participación y el apoyo de la comunidad local y de los organismos públicos, de tal forma que Minas de Estaño de España “tiene sus puertas abiertas a todos los interesados para resolver cualquier duda o preocupación acerca del proyecto”. Ambos se mostrado convencidos de que el proyecto Oropesa “implicará importantes beneficios sociales, económicos y medioambientales para todas las partes interesadas”.

Por su parte, el director de la Escuela Politécnica de Belmez, José Ramón Jiménez Romero, ha agradecido a los representantes de Minas de Estaño de España la elección de la Escuela Politécnica para presentar el proyecto, “no solo por la importancia que supone albergar un hito de estas características para la comarca del Alto Guadiato”, sino porque está prevista la colaboración entre esta escuela de la Universidad de Córdoba (UCO) y “un proyecto minero de primer nivel, que recupera una actividad emblemática y de una importancia capital para esta zona del Norte de Córdoba”.

La empresa Minas de Estaño de España ha presentado este miércoles en la Escuela Politécnica de Belmez (Córdoba) el proyecto Oropesa, que plantea la explotación de un yacimiento de estaño ubicado en el término municipal de Fuente Obejuna (Córdoba), a unos once kilómetros al Norte de la localidad.

Según ha explicado el director del proyecto, Emilio Hormaeche, el mismo se encuentra “en la fase final de la tramitación de los documentos de la concesión, del proyecto de explotación, del plan de restauración y del estudio de impacto ambiental, y se espera que las primeras actuaciones en la zona comiencen en 2024”.