La provincia sigue perdiendo población: 408 muertes más que nacimientos

Población reflejada en un cartel comercial | MADERO CUBERO

La provincia de Córdoba se sigue despoblando, aunque la capital mantenga el tipo. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este martes uno de los grandes indicadores demográficos: los resultados de los nacimientos y las defunciones registrados entre enero y junio de este año tanto en la provincia como en la capital. Los resultados son preocupantes: la provincia sigue perdiendo población y en este primer trimestre del año hubo 408 muertes más que nacimientos. Es decir, muere más gente de la que nace, sin contar con la que emigra, que provoca un drástico descenso en el número de habitantes.

Según el INE, entre enero y junio de este año nacieron en la provincia un total de 3.473 bebés (1.730 niños y 1.613 niñas). En cambio, fallecieron un total de 3.881 cordobeses (2.031 hombres y 1.850 mujeres). Sin embargo, en la capital sí que hubo más nacimientos (pocos) que fallecimientos. Según el INE, en Córdoba ciudad vieron la luz 1.446 bebés en estos seis primeros meses del año, por los 1.419 vecinos que causaron baja.

En la provincia (incluyendo los datos de la capital) el año pasado nacieron 7.044 bebés mientras que murieron 7.872 personas. Eso deja un saldo negativo de 828 habitantes menos en solo un año. La diferencia, además, con 2014 es significativa. Entonces, hubo más nacimientos que muertes en la provincia, con un crecimiento vegetativo de 14 personas.

Ahora, el movimiento de la población cordobesa vuelve a ser negativo, profundizando en una crisis demográfica que arranca desde hace dos años y que tiene que ver con que las familias cada vez tienen menos hijos y con un progresivo envejecimiento de los habitantes de la provincia. De momento, la capital se salva. Pero solo de momento: la crisis demográfica ya está llamando a sus puertas.

Etiquetas
stats