Prorrogan el embargo a Gómez por no pagar 69,9 millones a Hacienda

Gómez, en una de sus últimas comparecencias en los juzgados | MADERO CUBERO
La decisión del juzgado de Instrucción 3 atiende la reclamación del abogado del Estado ante la inminente caducidad del bloqueo de las propiedades del empresario, que ha reaccionado presentando recurso a la Audiencia Provincial.

En los juzgados no hay treguas ni caducidades para Rafael Gómez. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha confirmado a este medio que el juzgado de Instrucción, número 3 de Córdoba, ha decicido prorrogar el embargo a los bienes del empresario y líder de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba al que se acusa, junto a varios miembros de su familia, de un delito contra la Hacienda Pública por valor de 69,9 millones de euros.

La decisión del juzgado cordobés, en el que se instruye la causa desde el año 2009, atiende la reclamación del abogado del Estado que el pasado mes de abril solicitó la prórroga del embargo contra las propiedades de Sandokán, entre ellas las naves de Colecor y varias propiedades en Trassierra y Granada, ante la inminente caducidad de la medida, que quedaba sin efecto el pasado 7 de mayo.

De esta manera, las propiedades de Rafael Gómez siguen siendo la garantía de la multimillonaria deuda que le reclama Hacienda y que se refiere a las declaraciones de IRPF de los años 2003, 2004, 2005 y 2006. Junto a esto, también se reclama el importe del impuesto de sociedades entre los mismos ejercicios. Un asunto complejo que ya cumple cinco años desde que llegara al juzgado que, visto lo visto, no está dispuesto a que esta deuda se le vaya de las manos.

¿Y cuál ha sido la reacción de Gómez? La esperada: presentar recurso a la decisión del juzgado. Al menos eso es lo que se deduce de la información facilitada por el Alto Tribunal andaluz que, sin especificar, confirmó que en estos momentos se ha presentado un recurso en la Audiencia Provincial que es la que debe decidir si avala la decisión del juzgado o, por el contrario, desbloquea los embargos de los bienes del empresario cordobés.

El origen de este multimillonario embargo se debe a que cuando el juzgado impuso fianzas a los imputados por la deuda tributaria a Gómez, su mujer y sus cuatro hijos, éstos no las satisfacieron y, en consecuencia, el juez decidió inmovilizar propiedades de las empresas familiares por valor de 69,3 millones. En concreto, los bienes que constituyen la garantía del cobro para el fisco son las naves de Colecor, actual sede de UCOR, cinco fincas rústicas propiedad de la familia en Santa María de Trassierra, y otras cuatro más en los municipios granadinos de Freila y Gorafe.

Deudas y más deudas

Según adelantó en su día este medio, la reclamación de Hacienda afecta a siete empresas en la que Rafael Gómez y sus familiares aparecen como máximos responsables. Se trata de Arenal 2000, Arenal 2001, Arenal 2000 de Inversiones, Grupo Inversor Arenal 2000, Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez, Grupo Inmobiliario Arenal 2000 y Mezquita Sur de Inversiones.

El auto detalla que el propio Rafael Gómez debe en concepto de IRPF un total de 211.293 euros en 2003, 844.912 en 2004 y 1,03 millones en 2005. Su mujer, D. S. M., debería también en concepto de IRPF 211.000 euros del año 2003, 857.000 del año 2004 y 803.000 del año 2005. Su hija E. G. S. también aparece en el auto por un débito de IRPF de 129.883 euros del año 2005.

La lista de deudas la completa la referida al Impuesto sobre el Patrimonio en el que el juez estima que Rafael Gómez debe 740.000 euros del ejercicio 2004 y su mujer 677.000 del mismo año. Por último, se detalla otro débito con la Agencia Tributaria referido al ejercicio 2004 en el que no se habría aplicado retención por IRPF a la sociedad Mezquita Sur de Inversiones (la que construyó las naves de Colecor) por un total de 1,1 millones de euros.

Etiquetas
stats