La profesora acusada de insultar a sus alumnos lo niega y alega animadversión de las familias

La profesora absuelta durante el juicio | MADERO CUBERO

La profesora acusada de insultar a algunos alumnos durante sus clases en un instituto de El Viso ha negado los hechos y ha alegado“animadversión” y “un complot” de la familias de los menores denunciantes. Así lo ha expuesto en el juicio que ha comenzado este jueves y en el que la Fiscalía solicita para la acusada penas de nueve meses de cárcel por cada uno de los cuatro delitos contra la integridad moral y órdenes de alejamiento de dos años sobre cada uno de ellos.

Los hechos ocurrieron en el curso 2014-2015 en el que la procesada, mientras ejercía su labor como docente, “con la intención de menoscabar la integridad de sus alumnos”, presuntamente los humillaba, gritaba y se dirigía a ellos con palabras tales como “tontos, vagos, eres más tonto que un pavo de Navidad”.

La acusada, M.C.F.N., ha declarado no saber “de dónde han salido” todos los insultos que los alumnos, aseguran, han recibido por parte de la docente, que ha aclarado que en sus 28 años de ejercicio de la profesión habrá “cometido errores por querer que los alumnos obtuvieran buenos resultados”, pero “jamás podría” perdonarse “insultar, vejar o humillar a ninguno de ellos”.

Ha expuesto que “la única explicación que puede ver a todo este asunto” es que en febrero de 2015, una de las alumnas denunciantes fue expulsada del centro durante cinco días por haber escrito “un papelito” con insultos hacia otra profesora. En aquel momento, en el cual la docente también era la directora del instituto, “se hicieron todos los trámites para elaborar una comisión educativa”, que dictaminó la expulsión de la alumna.

La acusada ha relatado que daba la asignatura de Francés y que en la clase de estos alumnos había quienes se les daba mejor y peor. Por ello, “en el puente de mayo”, la profesora elaboró “una batería de material para favorecer que los alumnos se fueran preparando de cara a la evaluación final y no tuvieran que ir a septiembre”. Al día siguiente de esta decisión, “cinco de los doce alumnos se habían puesto de acuerdo para no hacer la tarea”, a lo que la profesora les contestó que “cómo iban a hacer esa tontería” de ponerse de acuerdo para no hacerla.

Tras estos hechos, y según la acusada, la madre de una de las denunciantes “dijo que había llamado tonta a su hija” mientras que otra madre de otro denunciante le dijo que “voy a terminar contigo, voy a ir contra ti hasta el final”.

En la jornada de este jueves ha declarado uno de los alumnos, D.G.G., quien ha asegurado que la acusada le insultaba diciéndole “niñato, mentiroso, no vales para nada”, lo que le causó un estado de salud que “le impedía ir al instituto”. Ha asegurado que estos insultos se repetían “en muchas clases y durante todos los días” por lo que “cada dos por tres” llamaba a su madre para que lo recogiera del centro. Ha confesado que, en alguna ocasión, le dijo a su progenitora que no “quería ir al instituto” y que sólo le apetecía meterse “debajo de la cama”. “Me sentía humillado”, ha concluido el joven.

La madre de este primer alumno, C.V.G.F., ha contado al juez que al principio “no creía que fueran para tanto” los hechos que le relataba su hijo, si bien ha coincidido en que éste “no quería ir al cole”. “Incluso, se escondía debajo de la cama, no salía a la calle y no se relacionaba con nadie”, ha explicado la madre, que ha asegurado que le contó a la profesora que unos alumnos le habían dado una paliza a su hijo y que le habían metido la cabeza en la papelera. “Ella me dijo que no era para tanto”, ha apuntado.

La segunda alumna en declarar, M.G.G, ha explicado que la acusada le decía a todos los alumnos que eran “inútiles” y que no servían “para nada”. Además ha comentado que la profesora “aprovechaba las ocasiones en que salía a la pizarra para ridiculizarla”, lo que le provocó presuntamente un ataque de ansiedad que le derivó un trastorno adaptativo del que se está recuperando. Al igual que C.V.G.F., la madre de esta alumna -M.G.B.- no le había “dado importancia” a lo que le contaba a su hija hasta que un día, “entre lágrimas”, le dijo que se quería “tirar por la ventana del instituto”.

Por su parte, la alumna J.H.G ha descrito como “hostil” el ambiente que se vivía en clase y también se ha referido a los insultos “tú no vales para nada” o “sois tontos” que, según su testimonio, también le refería la acusada. Esta alumna ha recalcado que la profesora nunca le insultó a ella de manera personal, “pero sí lo hizo en general”. A pesar de ello, ha explicado que su relación con la profesora “era normal” y que “a veces se quedaba con ella durante los recreos para reforzar la asignatura de Francés”. No obstante, ha declarado que “le costaba” ir al instituto los martes -día en el que recibían esta asignatura- e iba “con miedo” por si hacía mal los ejercicios y lo “pagaba” el resto de la clase. La progenitora de esta alumna, R.G.M, también ha incidido en que su hija “no ha sido maltratada ni insultada” directamente por la profesora, pero que sí “le daba mucho reparo hablar con frances por si la profesora se reía de ella”.

Por último, el alumno S.L.V ha asegurado que sintió “miedo” de la acusada, que le llegó a proferir insultos como “torpe, vago y tonto” por no saber “pronunciar una palabra en francés”. El alumno puso los hechos en conocimiento de su madre y le contó que la acusada “lo humillaba y lo insultaba”. Tras una reunión entre el padre del menor y el equipo directivo del centro, la acusada “bajó el nivel de los insultos”. No obstante, la madre de este menor, R.V.F, ha declarado que durante las horas de francés recogía a su hijo del colegio y cuando finalizaba, volvía a entrar.

El juicio se retomará la semana que viene con las declaraciones de la defensa y la de los peritos. Actualmente, la acusada es la directora del instituto después de haber sido seleccionada “por una comisión formada por personas de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, profesores y otras personas que han valorado” su proyecto de dirección.

Etiquetas
stats