La prisión de la Pantoja preocupa a la defensa de Gómez

Rafael Gómez, el día en que se negó a dimitir tras la condena por Malaya | MADERO CUBERO
La entrada en la cárcel de la tonadillera sienta un precedente en los condenados por Malaya | El concejal cordobés espera la sentencia definitiva del Tribunal Supremo, que tiene de plazo hasta el 31 de enero para emitirla

¿Qué tiene que ver Isabel Pantoja, su entrada en prisión y el futuro del líder de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Gómez Sánchez, alias Sandokán? Mucho. Los dos, tonadillera y exconstructor, están implicados en el caso Malaya, el mayor escándalo de corrupción desmantelado por la Policía Nacional en el Ayuntamiento de Marbella hace ya casi diez años. Y los dos, además, están condenados. Isabel Pantoja, de hecho, ingresó el jueves en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Rafael Gómez, no obstante, aún no tiene sentencia firme. El Tribunal Supremo tiene de plazo hasta el próximo 31 de enero para dictar ya la pena definitiva al político cordobés, líder de UCOR.

Rafael Gómez fue condenado a seis meses de cárcel y al pago de una multa de 150.000 euros por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga. Isabel Pantoja, a dos años justos de cárcel, pero por la Sección Segunda de la Audiencia malagueña. No obstante, la Fiscalía y la Abogacía del Estado recurrieron la sentencia de Gómez (junto con el grueso de sentencias del caso Malaya) al considerarla demasiado baja para un delito de cohecho y reclaman que se le impongan lo que se le pidió en principio: 18 meses y una multa de 1,2 millones de euros.

La entrada en prisión de Isabel Pantoja, por tanto, preocupa en el entorno de letrados que defienden a Rafael Gómez y podría cambiar, y mucho, el mapa político de cara a las elecciones municipales del año 2015. Ante una sentencia en el Tribunal Supremo que elevara la pena de prisión a Gómez, éste podría incluso acabar ingresando en la cárcel después de lo que acaba de pasar con Isabel Pantoja. La última palabra la tienen, no obstante, los jueces de Málaga que lo condenaron.

Hasta ahora, existía una especie de “pacto” entre abogados, jueces y fiscales para que una persona sin antecedentes penales condenada a dos años o menos de cárcel no acabase ingresando en prisión y pudiese sustituirla por una multa. Hasta ahora. En el caso Pantoja, la Fiscalía, la Fiscalía Anticorrupción y los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga han descartado estos acuerdos con los abogados e Isabel Pantoja ha acabado entrando en la cárcel pese a haber sido condenada sólo a dos años de prisión por un delito de blanqueo de capitales.

Pero la Pantoja no ha ido sola a la cárcel. Con ella, han ingresado en prisión otros dos condenados, los exbanqueros Fernando de Salinas y Benjamín Cantarero, condenados junto a Isabel Pantoja pero a una pena menor: 18 meses de prisión.

Este precedente en un caso tan concreto como es Malaya tiene preocupada a la defensa de Rafael Gómez y a la de todos los acusados que fueron condenados junto a él por la Sección Primera de la Audiencia de Málaga en el caso Malaya. En total, fueron 51 los condenados en este caso, cuando hubo un total de 90 encausados. Casi la mitad de los acusados quedaron libres.

El 27 de junio de 2006 Rafael Gómez fue detenido por la Policía Nacional en una segunda fase de arrestos dentro de la operación Malaya y trasladado a la Comisaría de Málaga, donde permaneció retenido varios días. Gómez Sánchez habría entregado 600.000 euros a otro de los principales imputados, Juan Antonio Roca, a cambio de conseguir recalificaciones de locales comerciales. Poco después fue puesto libertad tras el pago de la fianza de 300.000 euros impuesta por el juez instructor. En 2008 la Policía Nacional efectuó registros en las instalaciones de algunas de sus empresas y encontró 410 cuadros, aunque el empresario negó que fueran de su propiedad o tuvieran algo que ver con él. a Gómez se le pedían 18 meses por cohecho.

Etiquetas
stats