Principio de acuerdo de las Clarisas con la familia a la que iban a desahuciar

Protesta de Stop Desahucios en la puerta del convento de Santa Isabel | MADERO CUBERO

La Orden de las Clarisas ha llegado a un acuerdo con la familia a la que tenían previsto desahuciar del convento de Santa Isabel. Según ha podido saber este periódico, la Orden de las Clarisas ha ofrecido a la familia (gracias a la mediación de Stop Desahucios) abonar varios meses de un piso de alquiler. La familia ha aceptado, aunque aún está pendiente de que finalmente se produzca la transacción económica.

Desde el año 2005, Juan Rafael Mazo, su esposa Luz Elena González y sus dos hijos viven en una casa situada dentro del Convento de las Clarisas, donde fueron acogidos y han residido desde entonces a cambio de trabajar en labores de mantenimiento del monasterio, así como del cuidado y ayuda a las monjas mayores del mismo. Ahora que las hermanas han sido destinadas a otros conventos y que este inmueble se ha puesto a la venta, la Orden de las Clarisas quiere que esta familia abandone la vivienda. De hecho, la familia tenía incluso una demanda en el juzgado.

Con el certificado de empadronamiento en ese inmueble desde abril de 2005, documentos de la madre abadesa de ese mismo año y de 2015 que certifican la residencia de la familia allí, además de un acta notarial que igualmente señala que son los residentes de la vivienda del convento, Juan Rafael, Luz Elena y sus hijos pidieron a través de una protesta (acompañados de Stop Desahucios) que las Clarisas no les dejen en la calle sin antes buscar "una solución habitacional".

Finalmente, han conseguido un acuerdo. La familia abandonará el convento este miércoles y se llevará todas sus cosas. Solo cuando ya tengan todo el vehículo cargado se les abonará la cantidad pactada, con la que esta familia podrá pagar los primeros meses de un piso de alquiler que ya tienen apalabrado.

Etiquetas
stats