El presidente del TSJA confía en la agilización del caso del crimen de La Chica Carlota

El presidente del TSJA este lunes en Córdoba.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, confía en la labor de los jueces para la agilización de casos como el de la instrucción sobre el cadáver hallado en agosto de 2018 en la pedanía de La Chica que pertenece a La Carlota, después de que la familia haya pedido agilidad porque espera desde dicha fecha poder enterrar el cuerpo al estar pendientes de resultados concluyentes de la autopsia.

En declaraciones a los periodistas en la Ciudad de la Justicia, junto a la delegada territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta, Purificación Joyera, y el presidente de la Audiencia Provincial, Francisco Sánchez Zamorano, Del Río ha señalado que la familia puede pedir información al TSJA, a la Audiencia y el juez decano “para saber cómo está el procedimiento y agilizarlo”.

En este sentido, el magistrado ha subrayado que “ese deseo de eficacia y cercanía temporal es algo que tenemos que intentar satisfacer los jueces”.

En concreto, el cadáver fue hallado enterrado, en estado de descomposición, en el huerto que tenía en su domicilio, todo ello en el mes de agosto de 2018, después de haberlo dado por desaparecido casi un año antes, en septiembre de 2017.

Por estos hechos, el juez acordó el ingreso en prisión provisional para un hombre como presunto autor de la muerte, tras supuestamente hacerse pasar por sacerdote para ganarse la confianza de personas débiles y solitarias para luego robarles o llevar a cabo otro tipo de acciones delictivas.

Cabe recordar que en el momento de la detención conducía el coche del fallecido y llevaba encima la documentación de la víctima, con la que presuntamente había obtenido una suma de 40.000 euros mediante extracciones bancarias y gracias a un préstamo 'online'.

Igualmente, hay un segundo varón investigado, en libertad con cargos, que es un abogado madrileño, al que el colegio oficial de Madrid suspendió para su actividad profesional por un acto considerado grave para la entidad colegial, porque el letrado, que era conocido de la persona encarcelada, también ejercía como abogado del fallecido y cuando el presunto autor de los hechos fue detenido, dicho abogado se ofreció para defenderlo también.

Entretanto, la investigación continúa abierta en el Juzgado de Instrucción de Posadas (Córdoba), a la espera de los resultados definitivos de la autopsia para conocer las causas de la muerte y más detalles sobre el caso, de modo que el cuerpo aún no ha podido ser enterrado, motivo por el que la familia pide que se faciliten los datos cuanto antes.

Etiquetas
stats