La Policía registra la sede de iDental en busca de pruebas para indemnizar a los afectados

Sede de iDental en Córdoba registrada por la Policía Nacional | MADERO CUBERO

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo en la mañana de este jueves un registro en la sede de la clínica iDental en Córdoba en busca de pruebas que puedan servir para el pago de las posibles indemnizaciones en la causa que se desarrolla por un presunto fraude masivo a sus clientes.

Según han confirmado a este medio fuentes cercanas a la investigación, los agentes han practicado este registro -el segundo después del efectuado el pasado 3 de agosto- en el marco de la operación Apolonia coordinada por el Juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, encargado del caso dada la magnitud de afectados en todo el país.

El registro tiene como fin recabar pruebas y realizar un inventario a efectos de resarcir económicamente a los afectados por este fraude. La cadena de clínicas iDental se enfrenta a delitos de administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y contra la salud pública.

Hay que recordar que el pasado 3 de agosto ya se llevó a cabo un primer registro policial de la sede en Córdoba de iDental, con el fin de asegurar los historiales médicos de los pacientes afectados y obtener indicios que permitan esclarecer el presunto fraude cometido por la compañía. Tras ese registro, 14.000 historiales clínicos de pacientes de iDental quedaron en poder del hospital Reina Sofía para su custodia.

La investigación se basa en la actividad desarrollada por la estructura iDental, empresa cuyo objeto era la prestación de servicios odontológicos mediante un gran número de clínicas dentales repartidas por todo el territorio nacional. La mercantil habría venido ofreciendo paralelamente un sistema de financiación de los tratamientos a través de diferentes plataformas bancarias a los usuarios de sus clínicas. De este modo cobraban por adelantado la cantidad total del tratamiento, mientras que los citados tratamientos quedaban incompletos con los consiguientes perjuicios para los clientes.

Finalmente, y una vez obtenida una gran cantidad de dinero aún por cuantificar, los tratamientos se fueron interrumpiendo y las clínicas se fueron cerrando de forma paulatina. Asimismo, se investiga si los pacientes eran atendidos por personal no cualificado o con bajo perfil profesional, y si se empleaba material de baja calidad.

Etiquetas
stats