La pobreza se ceba en Córdoba: es la provincia con más ayudas para que los mayores coman

Un hombre comiendo en el comedor social de Trinitarios | MADERO CUBERO

La pobreza ha hecho mella profunda en Córdoba y la ha convertido en la provincia andaluza que más financiación recibe y que más mayores atiende en el programa de ayuda económica para la alimentación. Un plan que consiste en garantizar que gracias a comidas elaboradas a domicilio las personas mayores de 65 años con bajos recursos económicos puedan garantizarse la subsistencia.

Según una respuesta parlamentaria de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, la suma total de ayudas bonificadas de comidas para personas de más de 65 años en los períodos entre 2013 y 2016 ha sido de 156.849. La cifra de Córdoba lidera el cómputo andaluz y con bastante diferencia. Sólo Cádiz y Málaga, con 111.587 y 101.381 ayudas respectivamente, se acercan a Córdoba. En la parte baja de la tabla se sitúan Granada (29.748 ayudas), Huelva (37.581), Almería (38.977), Jaén (53.150) y Sevilla (69.507).

Según los datos de la Junta de Andalucía, la financiación de estos programas se lleva a cabo a través de la Línea 1 de subvenciones institucionales para el apoyo a la Red de Solidaridad y Garantía Alimentaria de Andalucía que, en su Modalidad 2, organiza el suministro de comidas elaboradas a domicilio para las personas mayores de 65 años pobres. Los ayuntamientos y las entidades privadas sin ánimo de lucro son las encargadas de solicitar y tramitar esas ayudas.

De esta forma, se han reforzado diferentes líneas de subvenciones destinadas a los agentes que actualmente están trabajando en este ámbito, como comedores, economatos sociales o provisión directa de alimentos, con los que se llega a las personas con riesgo de exclusión social, con problemas graves y a las Zonas de Necesidad de Transformación social.

Por otro lado, se ha habilitado una línea para la preparación y reparto de alimentos para personas con escasos recursos y riesgo de exclusión social. Dichos proyectos se están desarrollando actualmente en colaboración con los servicios sociales comunitarios de los ayuntamientos y Diputación Provincial que son quienes derivan los usuarios a las entidades encargadas del reparto de las comidas. Dentro de la población con escasos recursos, destacan los colectivos de menores y personas mayores, en los que se está incrementando más la pobreza y que tienen una mayor vulnerabilidad.

Etiquetas
stats