El Pleno votará el informe de memoria histórica sobre el cambio de nombres de calles

Calle Cruz Conde de Córdoba | MADERO CUBERO

El próximo Pleno del Ayuntamiento de Córdoba tendrá que votar el informe de la comisión municipal de Memoria Histórica que propone, entre otros asuntos, el cambio de nombre de calles y plazas dedicadas a personajes ligados al franquismo. La comisión de Presidencia ha tratado ya este informe, con la reserva de voto del Partido Popular, que ya había mostrado su discrepancia con la eliminación del callejero de algunos nombres como José Cruz Conde, Conde de Vallellano y Plaza de Cañero.

El informe emitido por la comisión municipal de Memoria Histórica -integrada por representantes de los grupos municipales, del movimiento asociativo de memoria Democrática, de los gobiernos central y andaluz, del movimiento ciudadano y del mundo académico- aborda las exhumaciones de represaliados franquistas, la eliminación de símbolos del franquismo entre los que se encuentran los nombres de calles y la declaración de Lugares de la Memoria. El informe contó con la práctica unanimidad de todos los integrantes de la comisión en cada uno de estos aspectos, salvo en la retirada del callejero de nombres como los citados Cruz Conde, Conde de Vallellano y Plaza de Cañero.

Ahora, el Pleno votará si asume como propio este dictamen y las medidas que se proponen. Hasta llegar a este punto, el PP ha apostado públicamente por que el Ayuntamiento realice una consulta popular sobre el cambio de nombre de estos tres enclaves, por ser de especial relevancia como vías públicas principales de la ciudad.

Por ello, pidió un informe al secretario del Pleno, informe que contempla como “legítimo” que los populares puedan solicitar a la Alcaldía que se realice dicha consulta popular, a la vez que señala que es obligación del Ayuntamiento cumplir con los artículos de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, que establece que las administraciones públicas deben proceder a la retirada de los elementos contrarios a dicha ley, como son los nombres franquistas de espacios públicos.

Por su parte, los grupos del equipo de gobierno -PSOE e IU- ya han señalado que votarán a favor de asumir en su integridad el dictamen de la comisión de Memoria Histórica, una postura compartida también públicamente por Ganemos.

Lo que también ha manifestado la alcaldesa, Isabel Ambrosio, es que se dará prioridad a la tarea de localización y exhumación de fosas respecto a la eliminación de los nombres franquistas de calles y plazas públicas.

Etiquetas
stats