Un plan para que el jaramago sea bonito y no se desborde en la ciudad

Jaramagos en Córdoba.

El jaramago es una especie vegetal autóctona en Córdoba, pero si se desborda supone un problema para la ciudad. El jaramago y un extenso grupo de malas hierbas forma parte de lo que el Ayuntamiento denomina “vegetación espontánea” que nace, crece, se reproduce y muere en muchos solares públicos sin orden ni concierto. Para evitar que alcance el metro y medio de altura y que suponga un problema, el área de Medio Ambiente pretende llevar a cabo un plan para el “manejo” de la “vegetación espontánea” con el que controlar su crecimiento incontrolado y, además, hacerlo de alguna manera estético.

Este viernes, la concejala de Infraestructuras en el Ayuntamiento de Córdoba, Amparo Pernichi, ha anunciado una jornada en el Jardín Botánico que se celebrará el próximo 15 de febrero en su salón de actos, donde se hablará de experiencias que ya se están desarrollando en ciudades como Barcelona o Lyon, “que van bastante por delante”. “Se trata de adaptar la ciudad al cambio climático”, expresó Pernichi.

El objetivo pasa por intervenir en los solares públicos en “desuso” donde la vegetación espontánea se desmadra. “Estos solares se pueden aprovechar con la vegetación autóctona para generar infraestructura verde de manera natural con un mínimo mantenimiento y tratamiento”, expresó la concejala. “De cara al verano si se seca se rotura. Cuando caen dos gotas se vuelve a tener vegetación espontánea. Tenemos que aprovechar esa parte que nos da la naturaleza”, insistió.

Las cubiertas vegetales en estos solares sirven para luchar contra el cambio climático. La vegetación, sin que se convierta en un problema, contribuye a descender la temperatura en verano “con muy poco mantenimiento”, dijo la edil. La jornada está dirigida a técnicos municipales de jardines de toda España.

Etiquetas
stats