Piden 16 años a seis implicados en un tumulto en la calle Torremolinos

Entrada a la Comisaría de Campo Madre de Dios, donde se trasladó a los detenidos | MADERO CUBERO
Agentes de la Policía Nacional tuvieron que disolver el tumulto y dispararon al aire después de que les arrojaran piedras cuando llegaron para hacer varios registros

La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una pena de 16 años y medio de prisión para un total de seis acusados de participar en una riña tumultuaria en la calle Torremolinos en mayo de 2012. Agentes de la Policía Nacional tuvieron que disolver al tumulto y fueron recibidos a pedradas, por lo que se vieron forzados a disparar al aire para controlar la situación, según consta en el escrito de calificación de la Fiscalía Provincial.

Los hechos serán juzgados mañana en el Penal 1, en la Audiencia Provincial de Córdoba. En el banquillo se sentarán A. J. F., J. M. R., T. S. M., R. J. J. G., R. B. C. y J. M. R. Todos se enfrentan a una pena de dos años de prisión, salvo R. B. C., al que se le piden cuatro años y medio más por atentado contra la autoridad, acusado de arrojarle una piedra de grandes dimensiones a un policía y amenazarle con matarle con una escopeta que tenía enterrada, según el Ministerio Fiscal.

Los hechos ocurrieron a las 16:00 del 17 de mayo de 2012. Ese día, la Policía Nacional tenía previsto realizar varios registros en la zona y detuvo a cuatro personas. Cuando trasladaba a los arrestados, se organizó un gran tumulto de gente en la calle Torremolinos. Según la Fiscalía, un grupo de personas, del que formaban parte los acusados, comenzaron a lanzar piedras a los policías, que para disuadir el tumulto tuvieron que disparar al aire.

Poco después, el jefe del dispositivo policial ordenó ampliar el dispositivo de seguridad para disolver el tumulto y posteriormente identificar a los que habían tirado piedras contra los agentes. Algunos de los acusados fueron detenidos inmediatamente. Uno en el Campo de la Verdad, que cuando fue arrestado intentó arrojarle a los policías una piedra de grandes dimensiones y amenazó con matarles. Un segundo fue arrestado al día siguiente cuando fue a la Comisaría a interesarse por uno de los detenidos. Al llegar, mostró una actitud hostil y comenzó a decir que la Policía “no tiene huevos con los etarras”. Fue acompañado por su mujer, también arrestada por los mismos hechos. Los otros tres fueron arrestados en los días y la semana siguiente.

Etiquetas
stats