¿Qué pasó con la pregunta 23 de las oposiciones a bombero?

Un bombero actuando en un siniestro en una imagen de archivo. | MADERO CUBERO
Cuatro aspirantes que aprobaron la prueba pero se quedaron sin plaza vierten sus dudas al juez sobre una cuestión clave en este presunto caso de enchufismo |

Entre 2008 y 2009, el Ayuntamiento de Córdoba sacó a oposición 25 plazas para el Cuerpo de Bomberos municipal. Se presentaron más de 1.600 aspirantes, que se enfrentaron a una dura y prolongada oposición. Solo 130 llegaron al último examen, la parte práctica. Entre todas las preguntas, la número 23 —aparentemente sencilla— quedó en blanco en las pruebas de los siete aspirantes que más nota obtuvieron. Todos ellos, hoy integrados en la plantilla del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS). Pero esa coincidencia, junto a otros elementos sospechosos, llevaron a un grupo de aspirantes a presentar una denuncia que está investigando el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Lainz. Esta semana, cuatro candidatos que se presentaron a la prueba han declarado ante el juez y han vertido sus dudas -excepto en un caso- sobre la respuesta y, sobre todo, la calificación que le dio el tribunal.

Según recogen las declaraciones, uno de los testigos señaló a Rodríguez Lainz que la pregunta era, ciertamente, sencilla de responder y que formaba parte de los conocimientos básicos de cualquier bombero. Pero a él no le dieron por válida la respuesta a pesar de haber contestado basándose en la experiencia adquirida en el parque de bomberos de Cádiz y ateniéndose a su manual de actuación. Cuando fue a reclamar le atendió un administrativo que le dijo que la respuesta había sido considerada incorrecta según el corrector porque no se atenía exactamente a la plantilla confeccionada al efecto.

Un segundo opositor señala que tampoco sabe por qué se le declaró incorrecta la pregunta 23 cuando la había respondido siguiendo los manuales establecidos y su propia experiencia como bombero. Otros dos aspirantes -uno de los cuales está actualmente en la plantilla de los bomberos de Córdoba- también afirman que la respuesta a esa pregunta no dejaba lugar a dudas.

Los querellantes sospechan que esa respuesta en blanco sería la señal clave para el tribunal opositor a la hora de aprobar con la máxima nota a los aspirantes hoy imputados. Según reza la querella presentada por los denunciantes que no obtuvieron plaza, “se articuló un sistema para identificar los exámenes de esos candidatos de la casa, como es que dejaran en blanco una pregunta en concreto, la 23, que era de desarrollo, elemental y muy fácil, y quedaba, además, integrada en la parte de la prueba en la que los errores no penalizaban. Por eso es lógico pensar que, incluso sin conocer a fondo el temario, merecía la pena cualquier tipo de respuesta”. Así, siete de los opositores con notas más altas dejaron esa cuestión sin contestar, y todo ellos están entre los aspirantes llamados de la casa.

declararon el pasado lunes como imputados en la investigación que realiza el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Lainz, centrada en el posible fraude de la prueba para enchufar a los seleccionados.

Etiquetas
stats