Los parcelistas cortan la N-432 a pleno sol y bajo aviso rojo por calor

Parcelistas cortando la carretera N-432, este jueves.

Dos decenas de parcelistas han mantenido esta mañana la carretera N-432 cortada en ambos sentidos para reclamar agua y servicios básicos para las miles de familias que residen en urbanizaciones ilegales construidas fuera de ordenamiento urbanístico durante décadas en el extrarradio de Córdoba. La medida de protesta fue aprobada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía este miércoles y ha coincidido el jueves con el aviso rojo por temperaturas extremas. Un calor que ha golpeado de lleno a los conductores que se han visto bloqueados e una vía que, a diferencia de otras ocasiones, no ha tenido aperturas intermitentes.

“Estamos en la misma situación de siempre, no hay avances”, protesta Rafael Salazar, portavoz de los parcelistas. Los convocantes exigen que la Junta se pronuncie sobre la propuesta de la Gerencia Municipal de Urbanismo para llevar agua y luz a los parcelistas de manera legal y ordenada. “Imaginaos la situación que estamos viviendo las cerca de 13.000 familias sin acceso a recursos y energía estos días de tantísimo calor”, prosigue el vecino.

La acción de este jueves, según ha señalado Córdoba Extrarradio, consiste en “un acto público dirigido a vecinos de la zona y afectados por la falta de servicios básicos, al objeto de dar a conocer a la sociedad en general la situación infrahumana en que se encuentran las familias de la zona por el abandono de las administraciones”. El corte se ha prolongado entre las 10:00 y las 12:00. Las colas, sobre todo se han notado en el sentido hacia la capital, llegando prácticamente hasta Cerro Muriano, afirman los parcelistas.

En junio, la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba llevó al Parlamento de Andalucía, en una reunión con todos los grupos municipales, su propuesta de modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) para dotar de luz y agua a las 13 parcelaciones que puedan hacerlo en la ciudad.

“Hasta ahora, ninguna modificación de la LOUA han tenido en cuenta a la ciudad de Córdoba”, insistió el pasado mes de marzo Pedro García cuando presentó al consejo rector esta propuesta. Entonces, aseguró que el objetivo es que las parcelaciones tengan servicios de agua y luz lo más rápidamente posible. Las parcelaciones que podrían hacerlo son El Sol, Doña Manuela, Torreblanca, Barquera Norte, una parte de El Rubio, La Gorgoja, Alamillo, el Miguelón, Santa Ana de la Albaida, y las cuatro que ya van por otra vía que son El Cruce, Cuevas de Altázar, Santo Domingo y Barquera Sur. ¿Cómo? Simplificando el proceso.

“Es una protesta completamente pacífica que trata de expresar nuestra problemática. Hemos tomado medidas de seguridad en coordinación con la Guardia Civil como dejar un carril central para permitir la circulación en ambos sentidos de vehículos de emergencias como ambulancias”, insistió. Efectivamente, mientras habla, una ambulancia logra abrirse paso.

Etiquetas
stats