Paralizan una parcelación incipiente en zona inundable

Zona inundable que se había empezado a parcelar.
La Policía Local y la Gerencia Municipal de Urbanismo han detectado el inicio de una nueva construcción en la zona de El Aljarafe, junto al Guadalquivir | Denunciados los propietarios y el vendedor del suelo

El fenómeno parcelista no ha desaparecido completamente de la ciudad de Córdoba. Durante la primera quincena del pasado mes de julio, agentes de la Policía Local y técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) detectaron que se estaba iniciando una nueva "parcelación incipiente" en el entorno del aeropuerto de Córdoba y en una zona inundable.

Según han informado esta mañana el presidente de la Gerencia, Luis Martín, y la delegada de Seguridad, Carmen Sousa, la parcelación detectada se estaba empezando a fraguar junto al Guadalquivir, en una zona conocida como El Aljarafe, junto a un núcleo residencial ya construido y en fase de regularización. En concreto, los agentes de la Policía Local detectaron el primer movimiento de tierra para la construcción de caminos y la colocación de vallas, previas al inicio de las obras.

En cuanto se detectó el movimiento los agentes de la Policía Local se pusieron en contacto con técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que han abierto siete expedientes. Seis de los expedientes son sobre los compradores de los terrenos y el séptimo es al parcelador, la empresa Agropecuaria El Alcaide S. L., que es la que ha vendido el suelo. Urbanismo ha puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Córdoba, ha dado parte al Registro de la Propiedad y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), ya que los suelos son inundables.

En concreto, la parcelación detectada se extiende sobre una superficie de 18.000 metros cuadrados, junto a una zona residencial ya consolidada y al lado del puente de Valchillón, construido en el siglo XIX para que el ferrocarril a Málaga pudiera cruzar el río Guadalquivir. Próxima a esta parcelación están también las casas del entorno del aeropuerto que se inundaron en la riada del año 2010.

De momento, la Policía Local no ha precitando la zona, sino que ha avisado a los propietarios del inicio del proceso sancionador (se enfrentan a multas de entre 6.000 y 120.000 euros) y le ha advertido que en caso de detectar nuevos movimientos sí que clausurarán la zona. Urbanismo ha iniciado también un expediente de restitución de la legalidad, que obliga a los propietarios a dejar los suelos como estaban antes de que iniciaran los movimientos.

Tanto Luis Martín como Carmen Sousa han asegurado que el Ayuntamiento de Córdoba tiene "tolerancia cero" ante nuevos fenómenos parcelarios que ya habrían llegado a su fin. Sousa ha destacado la labor de los agentes de la unidad de disciplina urbanística. Martín también ha destacado el trabajo de los técnicos de la Gerencia.

Etiquetas
stats