Las palomas y la humedad de los estanques 'enferman' a la muralla de la calle Cairouán

Las vallas protegen el luga del desprendimiento | TONI BLANCO

La muralla de la calle Cairouán no corre peligro, ni mucho menos, pero sí que presenta algunos achaques provocados por la intensa presencia de palomas, por un lado, y la filtración de agua procedente de los estanques, que van a tener que ser impermeabilizados.

Este sábado, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, y el jefe de Arqueología del Consistorio, Juan Murillo, han visitado la zona de la muralla de la que este viernes se desprendió una piedra. El cascote cayó desde una altura de diez metros. No provocó heridas a nadie pero sí que ha obligado a vallar los accesos a esta zona de la muralla, que va a ser sometida a revisión. Este lunes, según informaron, la Gerencia acudirá a la zona con una plataforma elevadora para saber exactamente qué es lo que ha pasado.

En principio, según Fuentes y Murillo, el problema de este viernes se puede deber a la presencia de palomas. La torre desde la que se desprendió el cascote está coronada por una habitación que pertenece a una vivienda de la calle Judíos. Esa vivienda tiene una ventana, en cuyo alféizar se apoyan muchas palomas. Es probable que la presencia continuada de estos animales que con el pico van buscando huecos en la piedra haya desestabilizado el alféizar y haya provocado la caída del cascote. Eso es algo que, señaló Murillo, se resolverá en la visita de este lunes.

Además, también se revisará el estado exacto de esta parte de la muralla y el de la habitación de la calle Judíos que la corona. El resto de las torres de la muralla están libres, con las azoteas que antaño usaban los centinelas para vigilar.

No obstante, se ha comprobado cómo la presencia de palomas está provocando daños en la muralla. También las filtraciones de agua que proceden de los estanques. Este agua sube por la muralla por capilaridad y está provocando algunos daños.

Ante eso, Salvador Fuentes anunció que ya hay presupuesto para una obra que acometerá Emacsa en los estanques, que serán impermebealizados. Una vez que se haga, el agua volverá a todos los estanques, y no como ahora, que están la mitad vacíos, según señaló.

Etiquetas
stats