El Obispado dice adiós a quienes protagonizaron la apostasía colectiva

Mujeres pidiendo la apostasía en el Obispado de Córdoba | MADERO CUBERO

“En respuesta a su escrito de renuncia por acto formal de la Iglesia Católica, le comunico que ha sido aceptada su solicitud”. Con estas palabras, el vicario general del Obispado de Córdoba ha trasladado por escrito la aceptación de la Iglesia para dar de baja en la comunidad católica a las mujeres que protagonizaron un acto de apostasía colectiva el pasado 28 de septiembre.

El escrito del Obispado, al que ha tenido acceso este medio, da cuenta del “conocimiento y aceptación de las consecuencias canónicas de tal acto de apostasía” para cada una de las solicitantes y traslada tal decisión a la parroquia donde cada una de ellas quedó inscrita con su partida de bautismo, para que se le dé de baja del censo católico.

Hasta el momento, cuatro han sido las personas que han recibido ya la contestación afirmativa del Obispado, de las cuatro decenas que protagonizaron este acto de apostasía colectiva en el Día de los Derechos Sexuales, para protestar contra las reiteradas manifestaciones del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, contra estos derechos.

Bajo el eslogan de Apostasía es alegría, se concentraron entonces a las puertas del Obispado y presentaron en su registro su renuncia a pertenecer a la Iglesia católica. “Consideramos que la Iglesia ha hecho mucho daño a la mujer porque es una institución machista y misógina”, explicó Toñi Mudarra, una de las portavoces de Feminismo Córdoba, convocante de este acto. “Decidimos visibilizar y publicitar nuestra oposición de esta manera para animar a particulares y colectivos a que se sumaran”.

Entonces, ya les advirtieron de que la documentación y la petición debía ser tramitada de manera individual, de la misma manera que una a una están siendo contestadas las solicitudes, después de que el Obispado haya examinado la documentación aportada por cada una de los apóstatas. Una documentación que incluía la partida de bautismo y un escrito donde constaba la decisión de abandonar la Iglesia de cada una de ellas, y que fue entregada de manera conjunta por la asesora jurídica de las solicitantes en el Registro del Obispado de Córdoba.

La motivación que ha llevado a este colectivo feminista a tomar esta iniciativa estaba fundamentada “por las declaraciones que Demetrio Fernández ha compartido tanto en medios locales como nacionales, en las que ha mostrado críticas hacia el feminismo, tergiversando la teoría y acción del movimiento, donde desvela una notable actitud misógina que perpetúa la ideología machista afirmando que la mujer debe dar calor al hogar, acogida y ternura mientras que el varón representa la autoridad”.

Etiquetas
stats