Multa por protestar en el reparto de propaganda del PP a niños

.
Los hechos ocurrieron dos días antes de los comicios, cuando simpatizantes del partido repartieron globos a varios escolares | Las dos personas sancionadas con 600 euros afirman que es "falso" que se negaran a enseñar su carnet de identidad

18 de diciembre de 2015. Último día de campaña electoral. Durante esa mañana, el Partido Popular (PP) colocó una carpa en San Nicolás. Por sus alrededores, pasearon grupos de escolares de centros concertados de la zona a quienes los simpatizantes del partido les regalaron globos azules con las insignias del PP. Virginia Molina y Manuel Juan protestaron por este hecho y la Policía Nacional les multó con 600 euros por negarse a mostrar su carnet de identidad. Ambos afirman que esto es falso y este lunes han presentado un recurso de alegación ante los Juzgados de Córdoba.

"Ese día me sumé a un paseo que el colectivo de los Yayoflautas iba a realizar por el Bulevar de Gran Capitán. Cuando nos fuimos acercando a la carpa del PP, vimos cómo estaban regalando globos a niños con la propaganda del partido", cuenta Virginia . Tras esto, Molina le preguntó a los profesores si tenían la autorización de los padres para hacer "esto en horario lectivo" o si, incluso, los padres sabían algo. Molina señala que los profesores se pusieron "muy nerviosos porque seguramente no tendrían autorización de los padres".

Sin embargo, el problema vino segundos más tarde cuando un agente de la Policía Nacional se personó donde se encontraba Molina. El agente le preguntó qué es lo que estaba pasando, a lo que ella le expuso por qué se había acercado a los profesores. "La policía me dijo que eran niños y que lo único que llevaban eran globos; que ellos no sabían nada de lo que es la política. Y fue ahí cuando le dije que, precisamente por no saber lo que pone, no le puedes dar un globo a un niño", explica Molina.

Tras esto, la mujer le dijo al policía que "si esto pasa con mis hijos, monto la de Dios". Fue en ese momento cuando el agente le pidió a Molina el carnet de identidad. Aunque en el atestado queda reflejado que tanto ella como Manuel Juan se negaron a identificarse, Molina afirma que "eso es falso. En ese momento me quedé descompuesta y le pregunte que qué había hecho yo para tener que darle el carnet. Conforme yo le pregunté eso, Manuel Juan me dijo que le diera mi carnet. Y se lo di. Yo no dije en ningún momento que no, como dice el agente".

La policía multó a ambos con 600 euros por negarse a mostrar el carnet de identidad y a Manuel Juan con 100 euros más por pedir al agente su número de placa, reconocimiento al que se negó la policía. Además de este hecho, Molina no entiende "por qué no está investigando a los colegios que participaron de esto ni, incluso, a los simpatizantes que repartieron los globos. Saben que este material no se reparte a mayores, por lo que estaba dirigido especialmente a los niños".

Etiquetas
stats