Un Miércoles Santo cargado de novedades para el Perdón

María Santísima del Rocío y Lágrimas, el Miércoles Santo de 2017 | MADERO CUBERO

La hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón ante Anás y María Santísima del Rocío y Lágrimas espera la llegada del próximo Miércoles Santo con la mente puesta en los numerosos estrenos que presentará en su estación de penitencia a la Catedral de Córdoba. Y es que la corporación radicada en la iglesia de San Roque saldrá a la calle con novedades en su cortejo y en los pasos procesionales de sus dos titulares.

La Virgen del Rocío y Lágrimas será la que más novedades acapare en torno a sí. Su paso de palio, diseñado por Álvaro Abril, estrenará una crestería en la parte frontal. Será en orfebrería y algunas de sus partes llevarán los colores de imitación de carey y plata. El trabajo de esta pieza lo está haciendo Jesús Iglesias, de Guillena (Sevilla), de manera que la crestería que en 2017 iba en la delantera del palio y que realizó el taller Virgen del Castillo de Lebrija, también en Sevilla, pasará a la parte trasera. Las cresterías laterales irán de nuevo en madera.

La imagen de la Virgen estrenará una prenda que vendrá a enriquecer su ajuar. Se trata de una toca de sobremanto formada por piezas bordadas en oro fino de finales del siglo XVIII y principios del XIX que han sido adquiridos en un anticuario y a los que ha dado nueva forma para la toca Antonio Villar, que es el encargado de confeccionarla. Los bordados van sobre terciopelo de seda azul noche, del mismo tono del manto de la Dolorosa.

En lo que respecta al paso de palio, el último estreno será una marcha dedicada a María Santísima del Rocío y Lágrimas y que lleva por título De porcelana y que ha sido compuesta por Francisco Javier González Gallardo, de Vejer de la Frontera (Cádiz). La banda que acompañe este año a la titular del Perdón será Tubamirum, de Cañete de las Torres, que sustituye a la Banda de Música Pedro Morales, de Lopera (Jaén).

En el cortejo también habrá un estreno de bastante calado. Se trata del guión o bacalao que según diseño de Álvaro Abril está bordando el malagueño taller de Juan Rosén. Se trata de un diseño “innovador” según explicó el hermano mayor de la cofradía, Fernando Castro, que combina terciopelo burdeos bordado en oro fino y tisú de oro bordado en sedas burdeos. El escudo de la cofradía va en realce mientras que la cruz que remata el bacalao y el mástil los ha realizado el mismo orfebre de la crestería del palio. Está previsto que la insignia corporativa del Perdón se bendiga en la misa de hermanos del Sábado de Pasión.

Por último, también el paso de misterio llevará novedades. En este caso serán los bordados en oro fino de las partes de malla de los respiraderos laterales. El trabajo corre por cuenta del taller de la hermandad y siguen la línea de la talla del paso que diseñara y ejecutara José Carlos Rubio. La hermandad tiene previsto que el Señor del Perdón vaya esta Semana Santa con la túnica morada bordada que estrenó en 2016.

En otro orden de cosas, la hermandad está pendiente de hacer una prueba con el paso de misterio al completo por la calle Valladares, por la que transita el Miércoles Santo, ya que en ella sobresale el balcón de una casa nueva y la cofradía quiere asegurar que no hay problemas para pasar por allí. El paso de palio ya ha ensayado por esta calle y no tiene problemas para pasar. Si todo sale bien con el misterio, el recorrido de la hermandad se mantiene respecto al año pasado, aunque acortará el tiempo de estar en la calle en 45 minutos aproximadamente, por lo que saldrá algo más tarde y entrará más temprano que en 2017.

Etiquetas
stats