El Ayuntamiento mejora la accesibilidad cognitiva de sus instalaciones infantiles

La Delegación de Inclusión y Accesibilidad, en colaboración con la Asociación Autismo Córdoba, ha implementado un sistema de pictogramas para disfrute de los juegos infantiles por el colectivo de niños con espectro autista.

El delegado de Inclusión y Accesibilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Bernardo Jordano, apunta que se han instalado unas tablas explicativas de la mecánica de cada juego, por la cual, se describe que se debe, por ejemplo, esperar el turno, subir a la instalación, bajar y terminar.

Jordano explica que “para que, niños con ciertos perfiles, puedan atreverse a disfrutar de las instalaciones, deben conocer y anticiparse al desarrollo del juego, si no, se encuentran con una barrera cognitiva difícil de superar, porque sólo van a ver una estructura, sin que entiendan para qué sirve ni cómo se usa”.

Esta iniciativa se enmarca dentro de ese concepto que presentó el Ayuntamiento como “Córdoba incluye”, y parte de una propuesta de la Asociación Autismo Córdoba, quien ha colaborado, precisamente, con la selección de pictogramas (ARASAAC) que se han usado para llevarla a cabo. Ésta pretende ser una prueba piloto, ubicada en las instalaciones de la calle Historiador Manuel Salcines, y se replicará a otras zonas de la ciudad. 

La Delegación de Inclusión y Accesibilidad, en colaboración con la Asociación Autismo Córdoba, ha implementado un sistema de pictogramas para disfrute de los juegos infantiles por el colectivo de niños con espectro autista.

El delegado de Inclusión y Accesibilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Bernardo Jordano, apunta que se han instalado unas tablas explicativas de la mecánica de cada juego, por la cual, se describe que se debe, por ejemplo, esperar el turno, subir a la instalación, bajar y terminar.

Jordano explica que “para que, niños con ciertos perfiles, puedan atreverse a disfrutar de las instalaciones, deben conocer y anticiparse al desarrollo del juego, si no, se encuentran con una barrera cognitiva difícil de superar, porque sólo van a ver una estructura, sin que entiendan para qué sirve ni cómo se usa”.

Esta iniciativa se enmarca dentro de ese concepto que presentó el Ayuntamiento como “Córdoba incluye”, y parte de una propuesta de la Asociación Autismo Córdoba, quien ha colaborado, precisamente, con la selección de pictogramas (ARASAAC) que se han usado para llevarla a cabo. Ésta pretende ser una prueba piloto, ubicada en las instalaciones de la calle Historiador Manuel Salcines, y se replicará a otras zonas de la ciudad. 

La Delegación de Inclusión y Accesibilidad, en colaboración con la Asociación Autismo Córdoba, ha implementado un sistema de pictogramas para disfrute de los juegos infantiles por el colectivo de niños con espectro autista.

El delegado de Inclusión y Accesibilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Bernardo Jordano, apunta que se han instalado unas tablas explicativas de la mecánica de cada juego, por la cual, se describe que se debe, por ejemplo, esperar el turno, subir a la instalación, bajar y terminar.