El Ayuntamiento buscará alternativas al cierre de los museos durante los fines de semana de mayo

Un turista trata de entrar al Alcázar, cerrado al público por la huelga.

Si las negociaciones entre trabajadores de los museos, sindicatos y Ayuntamiento de Córdoba no llegan a buen puerto, el Consistorio buscará alternativas al cierre que se producirá en estos edificios durante todos los fines de semana de mayo. La decisión de los empleados afectará al Museo Julio Romero de Torres, el Museo Taurino, los Baños Califales y el Alcázar de los Reyes Cristianos, este último, el tercer monumento más visitado de la ciudad tras la Mezquita y la Sinagoga.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado que el Ayuntamiento trabaja ya con la posibilidad de que el cierre finalmente se ejecute, por lo que está barajando otras vías, aunque no ha querido enumerar cuáles. Antes, quiere agotar todas las vías del diálogo, aunque ha insistido en que las negociaciones sólo pueden llegar hasta donde permiten “los márgenes de la legislación”. En ese sentido, ha señalado que la subida de sueldos retroactiva -los trabajadores piden una cantidad relativa a los años 2018, 2019, 2020 y 2021- no podrá llevarse a cabo ya que “no está aprobada por ningún órgano” ni la Ley de Presupuestos del Estado permite incrementos más allá de lo establecido, ha señalado.

A pesar de ello, Bellido sí está abierto a negociar “otras cuestiones”, como el nuevo cuadrante que se estableció en la última reunión junto con los trabajadores y sindicatos. No obstante, los empleados han asegurado que dicho cuadrante “ha sido una imposición”. “Haremos un esfuerzo y daremos una vuelta más para ver si podemos garantizar algunas de las reclamaciones”, ha asegurado el regidor, que ha descartado de lleno la subida de sueldos.

El alcalde ha insistido en agotar la vía del diálogo para evitar que los trabajadores vayan a la huelga y, si lo hacen, se podrán en marcha “otro tipo de medidas que palien los efectos” del cierre de los museos de Córdoba.

Etiquetas
stats