La lluvia seguirá acompañando a Córdoba hasta la tarde del sábado

Un repartidor se protege de la lluvia en Córdoba | MADERO CUBERO

La borrasca Gloria ha pasado de puntillas por la provincia de Córdoba. La nieve hizo acto de presencia en la mañana del lunes en la Subbética, dejando una fina capa de nieve desde unos 700 metros de altitud que no implicó ningún tipo de incidencia. Sólo el fuerte viento racheado que azotó durante la mañana provocó alguna que otra caída de ramas y árboles, pero nada comparable al destructivo temporal que azotase al levante peninsular. La semana ha transcurrido tranquila, salpicada por una lluvia que desde que comenzase el episodio, el pasado sábado 18 de enero, ha dejado poco más de 18 litros por metro cuadrado en la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba.

Si bien Gloria no ha dejado huella en la provincia, sus restos, ya en forma de depresión aislada, van a provocar que las lluvias se intensifiquen hasta la tarde del sábado, cuando ya debilitada y de vuelta a la circulación general de la atmósfera, diluya las precipitaciones que hasta entonces nos afecten. El aislamiento que la baja ha sufrido en su paso hasta aguas atlánticas, ha derivado en una de las ya tan frecuentes DANAs. Cuando estas se aíslan en el entorno del Cabo de San Vicente, tienden a imprimir un marcado flujo del sur o suroeste de alto poder convectivo. De ahí las potentes precipitaciones que han afectado al litoral malagueño.

Lo que esperamos en Córdoba hasta la tarde del sábado es que las precipitaciones que desde el jueves nos afectan vayan a más, en especial con el desplazamiento de la DANA al norte y la entrada consecuente de flujo del suroeste. Así, durante la jornada del viernes se podrían dar precipitaciones moderadas a lo largo de toda la provincia, que podrían ser muy intensas localmente, y que se prolongarían hasta la mañana del sábado.

Si bien no se esperan acumulados que lleguen a superar los 30 litros por metro cuadrado hasta el próximo sábado, no es descartable que puedan darse registros superiores como consecuencia de la formación de algún complejo convectivo a lo largo del valle del Guadalquivir, aunque por el momento la Agencia Estatal de Meteorología no tiene activado ningún tipo de aviso en la provincia. Las precipitaciones irían remitiendo desde el mediodía del sábado, para dar paso a una segunda mitad del fin de semana mucho más estable, con una jornada de domingo mucho más soleada.

Las temperaturas se mantendrán estables a lo largo de todo el fin de semana, oscilando entre los 6 a 8 grados de mínima y los 12 a 13 grados de máxima en el valle del Guadalquivir, y entre los 4 a 5 de mínima y los 10 a 11 de máxima en el resto de la provincia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats