La Junta concluye que el “yacimiento” hallado por Google Maps era una gravera

Área perimetrada del yacimiento, confirmado por el arqueólogo de la Gerencia

Técnicos de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía han concluido que los restos observados por un particular a través de Google Maps en Almodóvar del Río, y que se creía que podían ser de un yacimiento arqueológico desconocido, en realidad se corresponden con los restos de la explotación a cielo abierto de una gravera, tal y como informaron tras el presunto hallazgo muchos arqueólogos cordobeses.

El delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde ha señalado a CORDÓPOLIS que la conclusión llega “una vez cotejada la interpretación de fotografías aéreas de Google Maps con la Base de Datos Sipha, Servicio de información del Patrimonio Histórico y Arqueológico de la Consejería de Cultura, se aprecia con exactitud que en dicha base de datos no aparece registrado ningún yacimiento arqueológico en ese emplazamiento”, y que, analizado el mapa topográfico de Sipha, “se observa que aparece en zona el término excavación, que hace alusión a la ubicación en el lugar de una posible gravera”.

“Igualmente se han estudiado ortofotos realizadas entre 1997 y 2003 y se han comparado con otra de 2016, donde se aprecia claramente la presencia de una explotación a cielo abierto perteneciente a una gravera”, afirma el responsable de Cultura, que añade que los técnicos de la Delegación de Cultura han visitado la finca, acompañados de la propiedad, que ha confirmado la existencia de esta explotación en el periodo 1997-2003 y ha facilitado una serie de ortofotos que muestran la evolución de la zona.

Asimismo, los técnicos han tenido acceso a toda la documentación relacionada con los estudios e informes medioambientales de la explotación. Además se ha comprobado in situ que actualmente la zona de gravera formada en su día como consecuencia de las crecidas del Guadalquivir, ha sido suficientemente restituida y tras diversos aportes se ha transformado en tierra de labor. En superficie no consta ningún indicador de carácter arqueológico, cerámicas o materiales constructivos.

Finalmente, los informes concluyen que la zona afectada no forma parte de ningún yacimiento arqueológico y consideran innecesario nuevas actuaciones arqueológicas como una prospección o sondeo. “En definitiva, el posible descubrimiento arqueológico carece de base y fundamento alguno”, dicen desde la Junta de Andalucía.

Etiquetas
stats