La Junta aboga por “ser cautos” acerca de la evolución del empleo pese a manejar “datos positivos”

Oficina de una empresa de trabajo temporal | MADERO CUBERO

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha abogado por "ser cautos" acerca de la evolución del empleo en la comunidad autónoma, aunque "los datos que manejamos hasta el momento siguen siendo positivos" respecto a esta materia.

Y es que "Andalucía ha sido la segunda comunidad en España que más empleo ha creado en el último año, con 68.000 ocupados más", según ha puesto de relieve la consejera en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha destacado que el dato de afiliados a la Seguridad Social es "aún más positivo, con 84.182 nuevos afiliados en términos interanuales".

Además, con respecto al paro, la Encuesta de Población Activa (EPA) "mantiene niveles de reducción que siguen por encima de las 30.000 personas", según ha agregado la consejera, quien, no obstante, ha señalado que "tenemos que ser cautos", porque aunque "la economía andaluza mantiene este año un crecimiento diferencial positivo, respecto a la economía española y europea, el cambio de expectativas a nivel internacional empieza a notarse con una disminución del ritmo de actividad".

En este primer año de gobierno del PP-A y Ciudadanos (Cs) en la Junta de Andalucía, Blanco ha señalado que "la evolución de la economía andaluza está siendo más favorable de lo esperado, con un pronóstico de crecimiento real del PIB del 2,3% en el conjunto del año", lo cual supone "revisar al alza en dos décimas la previsión realizada en el mes de mayo, además de superar, por primera vez desde el fin de la crisis, el comportamiento del conjunto de España, que crecerá un 2,2%", según ha puesto de relieve.

La consejera también ha destacado que Andalucía se sitúa así "muy por encima del crecimiento pronosticado por el Fondo Monetario y la OCDE para la zona euro --del 1,3 y el 1,1%, respectivamente--, y es "la segunda comunidad autónoma que más exporta, con un global de 21.833 millones de euros y un superávit comercial de 1.840 millones en los ocho primeros meses del año, el segundo mejor de la historia y el doble que en el mismo periodo de 2018".

A ello se une "que la inversión extranjera ha crecido un 9,8% interanual, frente a la caída en España del 82%", según ha agregado Rocío Blanco, que se ha mostrado convencida de que "la generación de confianza y el marco de estabilidad política y presupuestaria alcanzada en nuestra región han contribuido positivamente a esa mejoría", y "ese es el mejor balance que podemos hacer en estos momentos".

Sobre la previsión de BBVA Research de creación de unos 150.000 empleos en Andalucía entre 2019 y 2020, la consejera ha destacado que, "de cumplirse las previsiones" de este informe de coyuntura, esto "supondría que uno de cada cuatro empleos creados en España durante estos años habrá tenido su origen" en Andalucía, una situación que, según ha aclarado, "ya se está produciendo este año, ya que la EPA del tercer trimestre refleja que aportamos un 22% de los nuevos empleos que se generan en España".

"También supondría, de cumplirse esta previsión, que a final del 2020 alcanzaríamos los niveles máximos de empleo del año 2007, antes de la crisis", según ha agregado la consejera, que también ha puesto de relieve que "actualmente estamos creciendo en empleo a igual ritmo que crece la economía".

Ha remarcado que "esto no se había dado antes en la historia, y es un proceso generalizado en todas las economías europeas". Al respecto, ha comentado que "se está estudiando cual es la causa, pero todo parece indicar que, ahora, las actividades que están creciendo más que la economía son muy intensivas en empleo a la vez que generan PIB".

"Pero, aunque los datos siguen siendo favorables, no podemos estar satisfechos", según ha declarado la consejera, quien en ese sentido ha agregado que, "a pesar de esta creación de empleo, se estima que la tasa de paro de Andalucía se mantendrá a final del próximo año en el 20%, con un diferencial de 7,1 puntos por encima del nivel mínimo que alcanzó antes de la crisis".

Sobre el comportamiento que espera del mercado de trabajo en Andalucía a lo largo del próximo año 2020, la consejera ha indicado que "el arranque del año se va a desarrollar en un entorno internacional de creciente incertidumbre, con riesgos geopolíticos que están afectando a la inversión global, la producción industrial y el comercio mundial".

Entre estas "contingencias", la titular de Empleo ha destacado "las tensiones comerciales y tecnológicas entre Estados Unidos y China, los riesgos asociados a la aplicación del 'Brexit', y el aumento de los aranceles aplicados por Estados Unidos a algunos productos europeos".

Tras señalar que "en el segundo semestre se ha invertido la tendencia y se ha producido una ralentización en la intensidad del ritmo de crecimiento", Rocío Blanco ha argumentado que "estamos ante un proceso de transiciones, donde los países más avanzados van a la zaga de los antes denominados estados emergentes, que hoy juegan un papel mucho más destacado en el comercio internacional, y su protagonismo en la distribución de la renta creada cobra más importancia, unido al significativo peso de las grandes multinacionales de la digitalización".

"Hasta ahora, en todo este contexto, la economía andaluza ha mantenido un crecimiento diferencial positivo respecto a la economía española y europea", ha agregado, y "lo deseable es que este diferencial positivo se mantuviese", según ha matizado.

Por otro lado, preguntada acerca del balance de su casi primer año completo al frente de la Consejería de Empleo, Blanco ha respondido que es "muy positivo", y su trabajo "está siendo duro, pero también ilusionante".

"Con mucha humildad, nuestro único propósito al aceptar este reto fue intentar mejorar la vida de los andaluces respecto a lo que a nuestras competencias se refiere", ha confesado la consejera, para quien su "principal reto es mejorar las políticas que favorezcan el empleo, y conseguir que adquieran mayor eficacia", desde el convencimiento de que "son el instrumento esencial para fomentar el crecimiento económico y la cohesión social".

Ha agregado que "lo primero que tuvimos claro es que nuestra meta sólo era posible si partíamos de un necesario marco global, que sirviese como pilar fundamental, y de donde partiese ordenadamente un plan", porque, según ha lamentado, "nos hemos encontrado con una Formación Profesional para el Empleo casi paralizada desde 2011, con 2.000 expedientes pendientes de resolver, con inexistencia de estadística descriptiva ni de cultura de evaluación para hacer análisis, con graves lagunas en los protocolos de gestión, y con una muy deficiente distribución de recursos humanos".

De ahí que, según ha recordado, el pasado 17 de diciembre "llevásemos al Consejo de Gobierno el Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales, con el propósito de realizar una ordenación en el diseño, utilización y aprovechamiento de los recursos materiales, humanos y financieros, que contribuyan a un cambio de modelo de gestión e incorporar cambios, tanto en el diseño como en las herramientas disponibles para intentar alcanzar mejores resultados", según ha finalizado.

Etiquetas
stats