IU y PSOE cargan contra el PP por las naves de Colecor

Tejada y Aumente señalan un plano del PGOU. | MADERO CUBERO
Tejada asegura que los populares “intentan legalizar las naves al margen” y Emilio Aumente sostiene que “el miedo electoral” lleva al alcalde a no aplicar la ley

Los grupos municipales de IU y el PSOE han cargado contra el equipo de gobierno del PP por sus actuaciones en torno a las naves de Colecor y a la sanción que se impuso a su constructor, el también concejal Rafael Gómez, líder de UCOR, por levantarlas sin permiso legal.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Córdoba, Francisco Tejada, ha asegurado que “el PP intenta legalizar las naves de Colecor al margen e ignorando el Plan Especial Carretera de Palma”. Así lo ha manifestado Tejada tras la manifestación por escrito, a una pregunta del grupo socialista, del teniente de alcalde de Hacienda, José María Bellido, el cual asegura que “ha prescrito la posibilidad de demoler dichas instalaciones”.

Según Tejada, “Bellido hace estas afirmaciones e ignora que las naves, construidas ilegalmente por Arenal 2000, se encuentran en suelo calificado de especial protección, lo que impide su prescripción, según el artículo 185 de la LOUA”. “Además de tener ralentizado el expediente de apremio de Arenal 2000, ahora intenta legalizar las naves al margen del Plan Especial Carretera de Palma”, afirma en un comunicado.

Para el portavoz de IU será el Plan Especial “el que determinará la situación futura de las naves de Colecor y no lo que opine Bellido al margen de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía”. “Estas afirmaciones, unidas a la ralentización del expediente de apremio sobre Arenal 2000, que pueden suponer de hecho una condonación de su deuda, demuestran una vez más que existe una cierta connivencia y trato de favor del gobierno municipal con el propietario de dichas instalaciones”, sostiene.

“Parece que al PP no le interesa o no quiere hacer efectivo el cobro de una deuda a un determinado empresario en un intento de aproximación política a la formación que lidera y de búsqueda de su apoyo en el futuro”, ha zanjado el dirigente de izquieras.

Por su parte, el concejal del Grupo municipal Socialista de Córdoba, Emilio Aumente, ha afirmado este sábado que “el miedo electoral del PP” y “sus cuentas sobre el posible resultado de las elecciones municipales de 2015” está provocando que el alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto (PP), “no quiera aplicar la Ley como al resto de la ciudadanía en el caso de las naves de Colecor”, que el exconstructor y líder del primer partido de la oposición (UCOR), Rafael Gómez, “levantó sin licencia”.

Aumente, que ha respondido así en un comunicado a la afirmación del teniente de alcalde delegado de Hacienda, Gestión y Administración Pública del Consistorio, José María Bellido, sobre que “ha prescrito la posibilidad de derribar las naves”; ha añadido que “el PP, cuando se trata de Gómez, no se rige por el principio de cumplir la Ley y hacerla cumplir a todos, indistintamente de su nombre o condición”.

La razón de ello, a juicio del concejal del PSOE, es que “el PP piensa que imponer al líder de la oposición con UCOR el cumplimiento de la Ley les impedirá acuerdos con dicho partido”, toda vez que la fuerza política logró cinco concejales en 2011 y que está representada “por uno de los mayores infractores de la ciudad”.

Emilio Aumente también ha afirmado que “el desconocimiento del responsable de Hacienda sobre el cumplimiento de la ley urbanística demuestra hasta donde llega su incapacidad para estar gobernando esta ciudad”, al tiempo que lo ha tachado de “irresponsable” al hacer estas declaraciones justo después de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que supone “una obligación de modificar un planeamiento, y sobre un suelo en el que se deberá restituir la legalidad”, algo que, entre otras medidas, “exige el derribo de una parte de esas naves”, ha añadido.

Para el concejal socialista, “estas actitudes son las que no entiende la ciudadanía y provocan el rechazo de las administraciones”. Por tanto, el PP es “cómplice” de esta situación como “estrategia electoral”. “Todo vale para intentar conservar el poder, aunque sea a costa de moldear la legalidad para beneficiar a uno, para después poder pedirles sus votos para seguir aferrado al sillón”, ha censurado.

Por último, Aumente ha exigido al PP “la misma contundencia que tienen con los cientos de parcelistas que son embargados con multas bastante más duras proporcionalmente que las impuestas en las naves de Colecor, y perseguidas con más perseverancia que la que viene demostrando Bellido”, quien “algún día deberá explicar si todo esto viene de esas conversaciones veraniegas malagueñas con Gómez”, ha concluido.

RESPUESTA DEL PP

El portavoz del gobierno del gobierno municipal del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, considera “indecente” que IU y PSOE que “consintieron y permitieron la construcción de 40.000 metros cuadrados de naves ilegales” pidan ahora que se actúe al margen de la legalidad, cuando todos los pasos que se están siguiendo desde el Consistorio cumplen “escrupulosamente los cauces legales establecidos, tanto en la forma como en los plazos”, ha informado a través de una nota de prensa.

Torrico lamenta que ahora IU y PSOE “traten de tapar sus vergüenzas, la permisividad y las complicidades del pasado de sus formaciones políticas” que dejaron que se levantaran muchos miles de metros de nave ante la vista de toda la ciudad. “Hay que recordar siempre como hecho objetivo para que no lo olviden los cordobeses que esa construcción ilegal fue permitida y consentida por IU y PSOE, para vergüenza de ambas formaciones políticas”, recalca.

“El gobierno municipal va a cumplir la ley hasta sus últimas consecuencias, implique derribo, embargos o cualquier otro procedimiento, a diferencia de lo que sucedía cuando IU y PSOE tenían que tomar decisiones, con expedientes que caducaban y se tenían que volver a iniciar, con el consiguiente perjuicio para los intereses de la ciudad de Córdoba”, apunta Torrico.

El portavoz del gobierno municipal apunta que si “al final la justicia impidiera derribo alguno, la responsabilidad siempre sería de quienes gobernaban cuando se levantaron las naves pues ni PSOE ni IU tomaron decisión alguna cuando les tocó, ejemplo de quienes tuvieron connivencia y aparente complicidad con quien levantaba miles de metros de nave ilegal”.

“No vamos a consentir que lancen insidias al actual gobierno municipal precisamente las dos formaciones políticas IU-PSOE que tienen en su haber la gran vergüenza de dejar construir 40.000 metros ilegales sin ni tan siquiera intentar paralizarlo”.

Etiquetas
stats