IU pide en el Guadiato un tren mientras el Parlamento vota sustituir toda la vía por un sendero

Monumento a la minería en el Guadiato  | MADERO CUBERO

A iniciativa de Podemos, el Parlamento de Andalucía ha aprobado recientemente convertir en vía verde el antiguo ferrocarril que unió hasta los años noventa Córdoba con el Valle del Guadiato. De manera paralela, Izquierda Unida, en el Valle del Guadiato, presenta mociones para que la Junta y el Gobierno reactiven este ferrocarril y que la comarca pueda tener nuevas oportunidades de crecimiento y, sobre todo, de futuro. El Parlamento ha aprobado por unanimidad una iniciativa que en el Valle del Guadiato ha caído como un jarro de agua fría.

El pasado 14 de febrero, IU presentó una moción al Pleno del Ayuntamiento de Peñarroya Pueblonuevo en la que proponía instar al equipo de gobierno "a retomar las gestiones, entre el Ministerio de Fomento, el Ministerio de Defensa, la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial, para la firma de Convenio de Cooperación Económica, para financiar las obras de remodelación del ramal ferroviario de Almorchón".

Según IU, la propuesta de remodelación y actuación debería contemplar la rehabilitación de la vía, actuaciones sobre la plataforma y drenaje, actuaciones en túneles, conexión con del ramal ferroviario con la línea Córdoba-Linares y un apeadero en la estación de Obejo, además la posibilidad de extender a Los Pedroches el uso de la misma, según reclamaban. En el Parlamento de Andalucía, Podemos ha propuesto convertir el antiguo ferrocarril en una vía verde.

Peñarroya-Pueblonuevodispuso de ferrocarril de ancho normal español desde 1868, con la apertura de la línea Almorchón-Belmez y en 1873, con la ampliación de la línea hasta Córdoba. En 1976, fundamentándose en datos económicos, se consideraron que las líneas de ferrocarril en el Valle del Guadiato no eran viables, como la línea Peñarroya-Puertollano, "que supuso la desaparición, de uno de los ejes más importantes, de la economía en algunos puntos importantes de la zona", según denuncia IU.

El ramal ferroviario Almorchón conectaba Badajoz y Ciudad Real con el eje ferroviario Madrid-Sevilla. Tras las obras de remodelación del ramal de Córdoba quedó incomunicado a pocos kilómetros de la capital, dejando aislado este importante eje ferroviario, que enlaza el norte de la provincia de Córdoba con su capital.

"La importancia de la articulación ferroviaria, para el desarrollo de la zona norte de la provincia, es innegable, máxime, cuando estamos en una comarca, el Valle del Guadiato con unos 19.172 habitantes, de población. Desde el padrón del año 2000, ha perdido, más de dos mil habitantes, que sufre una tasa de paro de más del 23% de media, concentrándose entre los 16 y 40 años, población activa en edad de trabajar, que emigra por falta de oportunidades en su tierra, que es lo mismo que decir: Que emigra el futuro", denuncia Pedro Ángel Cabrera, el portavoz municipal de IU en Peñarroya.

El último tren circuló por la vía en 1990. Desde entonces, se proyectó su remodelación, algo que nunca ocurrió. En 1994, se aprobó un convenio de colaboración para la remodelación de este de ramal ferroviario. Este convenio se planteaba entre el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Defensa, la Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba, con la consiguiente participación de porcentajes: Gobierno, el 59%, Junta 25% y Diputación, 16%.

En junio de 2000, se presentó un convenio de colaboración, entre Diputación, Renfe y Covap, el que es aprobado por unanimidad y de nuevo se vuelve a producir un nuevo incumplimiento. En 2007, se llega a un acuerdo plenario en la Diputación Provincial de Córdoba, en la que se solicita, la incorporación al presupuesto de la Consejería de Obras Públicas y Transportes para la provincia de Córdoba, una dotación económica suficiente, para la rehabilitación y puesta en marcha de la línea ferroviaria Córdoba-Almorchón y la conexión a los Pedroches, concretamente a Pozoblanco.

En 2008, La Junta de Andalucía, a través de la empresa pública de ferrocarriles dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, adjudicó a Apia XXI la redacción del estudio de la línea Córdoba-Almorchón por más de medio millón de euros, cuyo presupuesto base de licitación ascendía a 750.000 euros. Esta conexión permitiría un servicio mixto de pasajeros, mercancías y ejército. La Junta tenía prevista que esta línea estuviera en funcionamiento en 2012, así lo estipulaba el Decreto del Plan de Infraestructuras y financiada al 100% por la Junta. Pero finalmente el proyecto no cuajó.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2018 - 06:04 h
stats