IU decidirá su futuro tras el revés de Ganemos

José Manuel Mariscal, de pie a la derecha, en la asamblea de Ganemos. | ÁLVARO CARMONA
A la coalición de izquierdas se le abre un complejo panorama de cara a las elecciones municipales tras quedar relegada en la agrupación de electores

Tras meses de debates y negociaciones, en las que IU ha tratado de convencer a sus socios de Ganemos de las ventajas de no perder las siglas políticas, de conformarse como una coalición de partidos con una estructura definida y evitar la incertidumbre que, aseguran, generan las agrupaciones electorales, Izquierda Unida ha perdido el pulso. Ganemos, su apuesta convergente, ha tomado una dirección que no esperaba y ha decidido no escuchar a IU que, de repente se ha visto relegada de la vanguardia de la nueva formación. Al partido que gobierna en la Junta con el PSOE, al partido que gobernó Córdoba durante más de 20 años, le han adelantado por la izquierda.

Queda por saber qué va a pasar ahora. “Seguimos defendiendo el manifiesto de Ganemos que aprobamos y seguiremos trabajando por la convergencia”, aseguraba ayer Alba Doblas, parlamentaria andaluza de IU y secretaria provincial del PCA en Córdoba. Pero IU tiene que responder preguntas básicas: cómo se va a presentar a las elecciones locales, ¿diluida en Ganemos o en solitario? ¿A qué candidato van a apoyar de alcalde?

“Izquierda Unida tendrá ahora que estudiar lo ocurrido y tomar decisiones en sus órganos. Pero vamos a seguir trabajando por la convergencia”, decía ayer, a la salida de la asamblea de Ganemos, Alba Doblas. “Vamos a seguir trabajando con los vecinos para atraer a la gente y seguir haciendo organización. Ahora es cierto que se abren nuevas vías que tendremos que estudiar”. Ese marco será la realización de una asamblea local de IU en Córdoba que servirá para dilucidar el nuevo panorama que se abre delante de ellos.

Y no es fácil adivinar el horizonte. Con el auge de Podemos tras las elecciones europeas, IU apostó de lleno por la baza de la convergencia de corrientes de izquierda para conformar una nueva mayoría. Se llegó a hablar de un nuevo Frente Popular, como apuntó el senador de IU, José Manuel Mariscal. La coalición trataba así de tomar la iniciativa. Pero el tren ya estaba en marcha y desde el Frente Cívico de Julio Anguita -fundador de IU- se daba forma en Córdoba a la traslación local de las bases Guanyem (ganemos en catalán) que Ada Colau, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca había formado en Barcelona. En Ganemos se han acercado a título particular, militantes de Podemos, Equo, la propia IU y otras formaciones.

La asamblea local de Izquierda Unida decidió adherirse a lo aprobado en el manifiesto fundacional de Ganemos Córdoba. Así, se subía en el vagón de esa aventura política. Pero en su equipaje, IU llevaba además de su historia de 30 años, su propia forma de hacer política y hasta a su propio candidato a alcalde, Pedro García, ya elegido por la formación. Estaba claro que el encaje con el resto de formaciones que buscan un giro radical con el pasado no iba a ser fácil. Y no lo está siendo.

Etiquetas
stats