Investigan cómo murió el anciano de Pozoblanco para confirmar la violencia machista

Agentes de la Guardia Civil en el domicilio donde han sido encontrados los cuerpos FOTO: CORDOPOLIS
La Guardia Civil tiene cada vez más claro que se trató de un crimen por violencia de género, pero quiere atar antes todos los cabos

Antes de afirmar con rotundidad que lo sucedido ayer en Pozoblanco fue un crimen salvaje por violencia machista, los investigadores están investigando cómo murió exactamente el supuesto asesino, de 80 años. Su cuerpo ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Córdoba donde se le está practicando la autopsia para determinar las causas que le provocaron la muerte. De momento, no han trascendido los primeros resultados, ya que la juez de Pozoblanco que instruye el caso ha decretado el secreto de sumario.

Sin embargo, todo apunta a que se trató de un crimen por violencia de género tras las primeras indagaciones y testimonios. Pero antes, la Guardia Civil quiere atar todos los cabos. El principal es saber cómo pudo morir al hombre, cuyo cuerpo fue hallado en el patio. El cadáver de la mujer fue localizado dentro de la casa, sobre un enorme charco de sangre y con varias heridas por arma blanca tanto en una mano (que estaba casi seccionada) como en el cuello. Sobre cómo murió el hombre existen dos dudas: que pudiera suicidarse a base de la ingesta de numerosos fármacos o bien que le sobreviniera la muerte por infarto poco después de los hechos.

Mientras avanzan las investigaciones, esta mañana se ha vivido una jornada de luto en Pozoblanco. La Corporación del Ayuntamiento vallesano se ha concentrado a las puertas del Consistorio durante un minuto de silencio. Además, se han multiplicado las muestras de condolencias por lo ocurrido en la ciudad.

Etiquetas
stats