Investigan la agresión a martillazos a una chica en una pelea “por celos”

Un coche de Policía Nacional, de patrulla | MADERO CUBERO

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos denunciados por una joven de 21 años que supuestamente sufrió una agresión por parte de otra chica al ser golpeada en la cabeza con un martillo en el transcurso de una pelea “por celos” ocurrida el pasado fin de semana.

Los hechos sucedieron entre las 2:00 y las 4:00 de la madrugada del sábado 9 de febrero al domingo día 10 en una calle de la barriada de Villarrubia junto a un gimnasio donde se celebraba una fiesta. La joven agredida explica en su denuncia ante la Policía Nacional -a la que ha tenido acceso CORDÓPOLIS- que en dicho lugar sufrió los golpes en la cabeza por parte de una chica a cuyo novio -conocido por ser amigo de su pareja- le había escrito un mensaje en Instagram “para preguntarle si sabía si había una fiesta” en este lugar.

La denuncia relata una primera pelea con insultos y agresiones pero sin mayores consecuencias y una segunda cuando la joven y su novio volvieron al lugar “para aclarar lo ocurrido” con anterioridad. Entonces, señala la denuncia, se produjo una nueva pelea y la supuesta agresora “sacó un martillo para golpearla en la cabeza”.

Los golpes le produjeron lesiones de las que fue atendida, en primer lugar, en Almodóvar del Río y, finalmente, derivada hasta el hospital Reina Sofía de Córdoba. El parte médico de Urgencias -al que ha tenido acceso este periódico- describe como motivo de la consulta una “agresión” causada con un martillo, según refiere la paciente, que además de las heridas presenta “visión borrosa y visión doble” tras el golpe.

Las lesiones le ocasionaron un traumatismo facial en la parte izquierda de la cara, donde el parte médico observa una herida, hematoma e inflamación. En su denuncia, además del informe médico, se han presentado unas fotografías tomadas a la joven tras la pelea, donde se puede observar la herida y el abundante sangrado producidos en la cabeza de la chica .

La joven señala, además, que tanto su pareja como una amiga también sufrieron lesiones en la pelea y fueron testigos de los golpes, pero “no quieren denunciar por miedo”.

Etiquetas
stats