Una iniciativa busca sustituir las butacas de las áreas infantiles del Reina Sofía por sofás-cama

Sillones-cama que se colocarán en cuatro hospitales de Córdoba.

La hospitalización de un niño, sea por el motivo que sea, siempre genera momentos de estrés y falta de descanso para quien lo acompaña todos los días y las noches. El estado anímico de padres y familiares pasa completamente a un segundo plano cuando es la salud del pequeño la que está en juego. Sin embargo, y en vistas de que cuando acudimos a un hospital sabemos cuándo entramos pero no cuándo salimos, poder descansar es esencial para que el ingreso del niño no haga más mella en los adultos.

Con este objetivo, y gracias a un convenio de colaboración con el Servicio Andaluz de Salud, la Fundación El Gancho Infantil ha puesto en marcha el proyecto El Sillón Azul, una iniciativa a nivel andaluz que nace de la necesidad de proporcionar a las familias con menores hospitalizados las mejores condiciones de descanso para sobrellevar esos difíciles momentos. Durante periodos de larga hospitalización, las familias sufren las consecuencias del cansancio que suponen el cuidado y acompañamiento. Sin duda, esta situación es mucho más grave al enfrentarnos a la hospitalización de menores ya que el acompañamiento debe ser continuo y suele recaer exclusivamente en dos personas, generalmente los padres.

Con estos mimbres, este reto busca sustituir las butacas de las áreas de pediatría por sofás-cama que permitan mejorar los momentos de descanso. Esta idea, según señalan desde la fundación, no es nueva ya que varios hospitales ya han cambiado las tradicionales butacas por otras más cómodas y que facilitan un mayor confort, pero aún queda mucho para conseguir que las noches sean menos duras en las habitaciones de pediatría de todos los hospitales andaluces.

https://youtu.be/3JPG1abpQGo

En Córdoba, la iniciativa pretende incorporar 51 de estos sofás-cama: 22 para el Hospital Reina Sofía, 15 para el del Valle de Los Pedroches (Pozoblanco) y 14 para el centro de Cabra. En total se prevén proveer de 748 sofás-cama y sillones reclinables repartidos entres las ocho provincias andaluzas: Sevilla (221), Málaga (132), Granada (130), Cádiz (88), Almería (53), Córdoba (51) y Jaén (27). Este reparto ha sido realizado atendiendo a tres criterios básicos: número de camas de pediatría en cada centro, períodos de hospitalización más o menos prolongados de cada hospital y espacios disponibles en las habitaciones sin interferir en la atención médica al paciente.

Para la compra de los 748 sofás-cama y sillones reclinables, la fundación necesita 354,834 euros y busca poder recaudarlos con una mayor participación ciudadana. Para colaborar puedes hacerte socio de El Gancho, realizando donativos, adquiriendo pulseras o chapas solidarias o, incluso, realizando eventos cuyos fondos vayan destinados a esta causa.

Etiquetas
stats