El Hospital Provincial recibe la placa 'Docomomo' como edificio paradigmático de la arquitectura moderna

Descubrimiento de la placa.

El Hospital Provincial de Córdoba luce desde este viernes la placa Docomomo, un reconocimiento a edificios paradigmáticos de la edificación moderna con motivo del Día de la Arquitectura, que se conmemora el primer lunes del mes de octubre. El Colegio Oficial de Arquitectos hace entrega de esta distinción para trasladar a la sociedad la importancia de este patrimonio y ponerlo en valor como parte de la cultura del siglo XX y fomentar su protección y conservación.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, acompañado por la delegada del ramo, María Jesús Botella, el Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito, los arquitectos Rafael de la Hoz y Gerardo Olivares, y la directora gerente del hospital, Valle García, entre otros, ha asistido al acto de descubrimiento de la insignia.

Dicha placa la otorga, desde hace ocho años, la Fundación para la Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno (Docomomo) a petición del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba.

Rafael de La-Hoz Arderius fue el autor del proyecto que dio vida al Hospital Provincial, en colaboración con Gerardo Olivares James. Este edificio es un emblema de la ciudad, que da la bienvenida a la misma desde el Sureste. Cinco décadas después de ser ideado, sigue siendo el faro que anuncia la llegada a Córdoba.

Miles de personas han pasado durante estos años por algunas de las dependencias distribuidas en sus doce plantas, que descansan sobre el más antiguo asentamiento prerromano de la Córdoba turdetana. La iluminación natural, los balcones de las habitaciones, la organización y dimensionamiento de las circulaciones teniendo en cuenta los usos son algunas de las características que convirtieron al Hospital Provincial en referente del panorama andaluz de la sanidad en su época.

Según ha explicado el Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito, “el edificio se planteó teniendo en cuenta el uso: por un lado, dando respuesta a las necesidades asistenciales de trabajo de los profesionales y, por otro, dedicando espacio a la hospitalización”.

Así, las áreas diagnostico-terapéuticas y de almacenamiento ocupan las plantas semisótano y baja y las restantes se destinan, sobre todo, a hospitalización. Especial mención merece el diseño que el arquitecto hizo del área de ingreso, ya que planificó espaciosas habitaciones con balcones que miran a los jardines, dignificando y humanizando la estancia del paciente.

Otra de las bondades de este edificio es la flexibilidad que ha permitido para adaptarse a las necesidades que han ido surgiendo desde un punto de vista asistencial, ya que su diseño no ha sido obstáculo para incorporar nuevas tecnologías y circuitos asistenciales más modernos y eficaces. El rápido ritmo de evolución de la medicina contrasta así con la arquitectura del hospital, que sigue siendo referente, como bien demuestra ahora la placa 'Docomomo'.

Servicios asistenciales como Urología, Cirugía Plástica, Traumatología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Infecciosos, Reumatología, Salud Mental, Medicina Interna, Radiodiagnóstico, Anestesia, Dermatología, Cuidados Paliativos y Alergología han sido testigos del nacimiento y madurez de este edificio que ahora brilla con luz propia.

Etiquetas
stats