La Guardia Civil explosiona la bomba de la Guerra Civil hallada en Pozoblanco

El proyectil fue trasladado esta mañana hasta las minas del Soldado en Villanueva del Duque, donde ha sido estallado por los artificieros

La bomba de la Guerra Civil encontrada ayer tarde en las obras del instituto Antonio María Calero de Pozoblanco ya es historia. Los artificieros de la Guardia Civil han estallado el proyectil de forma controlada después de trasladarlo desde el lugar en el que fue encontrado hasta las minas del Soldado, en Villanueva del Duque, según han confirmado fuentes del instituto armado.

El proyectil, de más de 100 kilos de peso, fue hallado cuando se construían unos cimientos en la ampliación del instituto. El Ayuntamiento se ha visto obligado a suspender las clases del instituto y la escuela infantil, por el riesgo que suponía. Sobre el mediodía, el proyectil fue trasladado desde el lugar hallado y volvió la normalidad a los centros educativos.

Hasta el lugar se han trasladado artificieros de la Guardia Civil del Gedex (el grupo especialista en la desactivación de explosivos), con sede en Sevilla. Los agentes acordonaron la zona, cogieron la bomba y se la llevaron a Villanueva del Duque.

El hallazgo de proyectiles de la Guerra Civil no es algo desconocido para los vecinos de Pozoblanco. El municipio fue zona de frente durante toda la contienda civil, entre 1936 y 1939. De hecho, la batalla de Pozoblanco fue la última que libró el gobierno de la II República frente a las tropas sublevadas del dictador Francisco Franco. Por eso, la ciudad vallesana fue objeto de numerosos bombardeos aéreos y de artillería de las tropas franquistas. En principio, se sospecha que la bomba localizada procede de un ataque aéreo.

Etiquetas
stats