Grande Marlaska lamenta la “radicalización” del pacto PP-Vox y advierte de que estará vigilante

El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska en el cuartel de Priego

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha criticado este jueves desde Priego de Córdoba “la radicalización” que a su juicio supone el pacto entre el PP, Vox, y también la “complicidad” de Ciudadanos, para lograr el gobierno en la Junta Andalucía, y ha advertido de que el Gobierno va a estar “vigilante”, especialmente en lo referente a los derechos de las mujeres y las minorías.

“Con los derechos de los ciudadanos no se juega”, ha dicho el ministro del interior y juez en excedencia en declaraciones a los periodistas tras haber inaugurado oficialmente el cuartel de la Guardia Civil en la localidad de Priego de Córdoba. Especialmente crítico ha sido el ministro con el papel jugado por Ciudadanos, al que ha afeado que “no puede esconder la cabeza” en su responsabilidad en el pacto que permitirá el apoyo de Vox al cogobierno formado por Juanma Moreno y Juan Marín.

Entre las medidas anunciadas este miércoles, Grande Marlaska ha cuestionado particularmente el uso de “eufemismos” que pueden “esconder” algunos cuestionamientos, entre ellas la llamada “consejería de familia”. ¿“Qué es eso de la consejería de familia?”, se ha preguntado el ministro, que ha puesto en duda la capacidad que tendrá dicha cartera para recoger “la pluralidad, la diversidad” y la “autonomía personal” de los ciudadanos y de la sociedad en conjunto.

También ha lamentado la llamada “ley de concordia” frente a la Ley de Memoria Histórica, y que considera un eufemismo de volver “otra vez a un mundo en blanco y negro”. “Estas cuestiones son las que me preocupan y me parece una regresión”, ha apostillado.

Sobre inmigración y los datos sin contrastar que lanza Vox en lo referente a entradas ilegales en España y una presunta ocultación de cifras oficiales, el ministro ha recordado que todos los “datos” los tiene su Ministerio, ya que “todo inmigrante” que llega a España de forma irregular, como ocurre en la zona de Andalucía, es identificado por “parámetros de seguridad”.

Respecto a la carta dirigida al presidente por parte del excomisario cordobés José Manuel Villarejo, actualmente en prisión, Grande Marlaska ha manifestado que las “ideas o fantasías de cualquier individuo o cualquier sujeto poco pueden hacer ante el Estado de Derecho”, al tiempo que ha pedido que se deje a “los órganos” judiciales desarrollar el caso de Villarejo y las presuntas escuchas a políticos, periodistas y empresarios que se han conocido en los últimos días.

Pide “generosidad” a los partidos para aprobar los Presupuestos

Con anterioridad a las declaraciones, el ministro ha inaugurado oficialmente la nueva Casa Cuartel de Priego de Córdoba, un edificio que da servicio a la zona de la Subbética y que lleva operando desde el pasado noviembre. En estas instalaciones, cuyas obras se iniciaron en octubre del 2015, trabajan 31 efectivos de la Guardia Civil, y cuya tarea, según el titular de Interior, es “vital” para el desarrollo de la comarca y de la localidad.

En este sentido, ha dicho que Priego es “un exponente de la realidad social que vertebra España”, un país que cuenta con 14 millones de personas en municipios de menos de 20.000 habitantes, y que cuenta con 1.967 puestos de Guardia Civil para darles cobertura, especialmente en temas como los robos en el campo y en las viviendas, los delitos contra el medio ambiente, la actividad cinética y, ha remarcado especialmente, la violencia de género y el acoso escolar.

Sobre la posibilidad de incrementar las plantillas de este cuerpo en la provincia, ha asegurado que la intención del Gobierno es tanto avanzar en las infraestructuras como mejorar los medios personales. “En estos momentos, va a haber una reposición del 100%, mas un 15% en Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, más que la función pública”, ha advertido el ministro, que ha añadido que, para continuar esta senda, es importante que se aprueben los presupuestos, para lo que ha pedido “responsabilidad en el conjunto de los partidos políticos”.

Sus palabras han contrastado con los pitos que han sonado durante su intervención en el acto de inauguración del cuartel, y que provenían de una decena de trabajadores de prisiones que han protestado ante el ministro precisamente para pedirle que desbloquee el conflicto laboral abierto desde hace un año y medio ante la solicitud de más efectivos y una aumento retributivo por su labor en las cárceles del país.

Etiquetas
stats