Google dice que los usuarios corrigen (y yerran) sus mapas

Captura de pantalla de ayer a las 8.30 cuando se corrigió el nombre.
El buscador de Internet ofrece una respuesta ambigua a los cambios sufridos en la definición de la Mezquita-Catedral | El Cabildo niega que haya cambiado la definición del templo en Google Maps

Google España no se moja. El buscador de Internet más potente del mundo, el mismo que ha cartografiado por satélite y a pie de tierra prácticamente todo el planeta no ha ofrecido una respuesta clara a la pregunta de por qué se cambió el nombre de Mezquita-Catedral de Córdoba a la de solo Catedral durante varios días. “Los datos que se encuentran en Google Maps proceden de fuentes muy diversas. Los nombres de calles, de negocios, incluso de las fronteras entre países provienen de una combinación de fuentes públicas, privadas y contribuciones realizadas directamente por los usuarios. Por esta razón en ocasiones podemos encontrarnos con datos que no son correctos procedentes de estas fuentes”, señalan en Google.

Es decir, los usuarios de la plataforma pueden equivocarse, pero también enmendar el error: “Como siempre pedimos a los usuarios que nos ayuden a mejorar el servicio y a corregir estas incorrecciones a través del link Informar de un error ubicado en la parte inferior derecha del mapa”, señalan.

Pero Google no aclara quién hizo los cambios, cuándo se hicieron o la razón que movieron a esta modificación. Tampoco aclara que hizo que el gigante de Internet reculara y ayer volviese a la denominación oficial de Mezquita-Catedral. Tanto el Ayuntamiento como los miembros de la Plataforma Mezquita-Catedral se pusieron en contacto con el presidente de Google España, el cordobés Javier Rodríguez Zapatero. Y según explicó ayer el alcalde, José Antonio Nieto (PP), “de manera inmediata Google planteó que la denominación que querían aplicarle era la que estaba aprobada en el pleno del Ayuntamiento”. Es decir, Mezquita-Catedral de Córdoba.

Por su parte, un portavoz del Cabildo de Córdoba se desvinculó de la polémica negando que este organismo eclesiástico hubiese participado en ninguna modificación en Google Maps de la definición que se da al monumento. “Para nosotros el nombre no es importante. No hemos intervenido en nada relacionado con ningún cambio en la denominación que se encuentra en Google Maps”, zanjó.

Etiquetas
stats