La Fiscalía pide ocho años de prisión a un joven por abusos sexuales contra una menor

Ciudad de la Justicia de Córdoba.

La Fiscalía ha solicitado una pena de ocho años de prisión a un joven acusado de un delito de abusos sexuales contra una menor de 14 años, a la que realizó tocamientos en contra de su voluntad.

El escrito del Ministerio Fiscal al que ha tenido acceso este periódico explica los hechos ocurridos en febrero de 2014, cuando el joven que ahora tiene 26 años consiguió el teléfono de la menor, de 14 años en ese momento. Mediante mensajes de whatsapp flirteó con ella y “le propuso que le remitiera una foto desnuda”. Finalmente, se citaron para dar un paseo el 15 de febrero de 2014.

Los hechos que recoge la Fiscalía señalan que el procesado recogió en su vehículo a la menor y “se dirigió a una zona solitaria y apartada del núcleo urbano”, en las inmediaciones de una urbanización. Comenzaron a besarse y el joven puso a la chica en sus piernas, mientras comenzaba a meter su mano por debajo del sujetador, “a lo que ella se negaba, tratando de apartar su mano”, pero el insistía en los tocamientos.

Asimismo, el acusado introdujo su mano por dentro del pantalón y la ropa interior de la menor, a lo que ella respondió diciendo: “Déjame, no quiero, nunca he tenido relaciones sexuales con nadie, no quiero”. La Fiscalía afirma que, a pesar de la negativa de la chica, el acusado continuó con tocamientos en los genitales y “le introdujo brutalmente varios dedos en la vagina diciéndole: ”Si te rompo esa tela, luego no te va a doler“.

La menor continuó negándose mientras el procesado introdujo sus dedos más profundamente en su vagina hasta que ella “sintió un gran dolor” y “le suplicó al borde del llano que se detuviera”, a lo que finalmente el procesado accedió. Sin embargo, y diciéndole a la chica: “¿No me vas a dejar con el calentón, no?”, se sacó el pene del pantalón y la conminó: “Tócala, chúpamela”, agarrando incluso su cabeza para acercarla al pene para que ella le hiciera un felación.

La menor se resistió, se sentó en el asiento del copiloto y le pidió que la llevara de vuelta a casa. Tras intentar que de nuevo se sentara en sus piernas, el acusado accedió finalmente a llevarla a su domicilio.

Por todo ello, la Fiscalía pide al acusado ocho años de prisión por los hechos constitutivos de un presunto delito de abusos sexuales, además de la prohibición de aproximarse a la joven a menos de 150 metros ni comunicarse con ella en un periodo de 10 años. Asimismo, se solicita libertad vigilada durante otros cinco años una vez salga de prisión.

Etiquetas
stats