Fechan para junio de 2023 el primer juicio por impago de nóminas a un trabajador de la empresa STS

Trabajadores de STS, protestando en el Bulevar de Gran Capitán | MADERO CUBERO

La treintena de trabajadores despedidos de la empresa Suministros Técnicos del Sur (STS) durante el estado de alarma por "abuso de confianza" ya han comenzado su litigio judicial, que se prevé largo. El pasado 15 de marzo, los empleados de la compañía se vieron obligados a firmar unas "vacaciones voluntarias" hasta el 31 de marzo. Todos los empleados de las diferentes secciones tuvieron que firmar, sin excepción. Finalizadas esas "vacaciones" recibieron un email notificándoles su despido y apuntando como causa "la transgresión de la buena fe contractual así como el abuso de confianza en el desempeño de su trabajo". Ninguno pudo firmar su carta de despido.

Ante los hechos y la incomunicación de la empresa con los trabajadores, todos formularon demanda tanto por el impago de las nóminas -en algunos casos superan los seis meses- como por el despido improcedente y el primer juicio será en junio de 2023. Sin embargo, la causa ha sido dividida en dos juzgados en algunos de los casos, como el de Antonio Miranda y otros seis de sus compañeros. Los siete deberán acudir al Juzgado de lo Social número 2 para la vista sobre el impago mientras que acudirán al Juzgado de lo Social número 4 para el juicio por el despido improcedente. No obstante, esta misma causa será llevada, también, por el Juzgado de lo Social número 1 en el caso de otros trabajadores.

Así las cosas, la primera vista de uno de los trabajadores se celebrará tres años después de la imposición de la demanda y tratará exclusivamente el impago de nóminas. El juicio tendrá lugar en el Juzgado de lo Social número 4. La demanda está formulada no sólo contra la compañía, sino también frente el Fogasa, organismo adscrito al Ministerio de Trabajo y Economía Social que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios, así como las indemnizaciones por despido o extinción de la relación laboral, pendientes de pago a causa de insolvencia o procedimiento concursal del empresario.

Previo al señalamiento de juicio, trabajadores de STS acudieron a actos de conciliación para llegar a un acuerdo con la empresa, que no se presentó a ninguno. Asimismo, este periódico ha podido confirmar la ampliación de algunas demandas presentadas dado que han conocido que el propietario de STS habría retomado la actividad bajo otra denominación.

Etiquetas
stats