Falta de plantilla, vestuario y material: los bomberos dan un ultimátum al Ayuntamiento

Concentración de los bomberos a las puertas del parque central | ÁLEX GALLEGOS

Los integrantes del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba han vuelto a manifestarse este miércoles por la situación de atraviesa el servicio, con falta de personal, de material y vestuario. Los bomberos, tras la protesta del martes en Capitulares, se han concentrado a las puertas del parque central y dan de plazo al Ayuntamiento hasta el día 21 para aprobar el acuerdo de promoción profesional en la Oferta Pública de Empleo que se les prometió pero que tiene un informe de la Intervención municipal en contra.

“Condiciones de trabajo justas”, se podía leer en la pancarta que han portado los bomberos en la concentración, donde con silbatos, bocinas y gritos han pedido la dimisión del jefe del servicio, Juan Rubio, además de exigir una solución a la situación que atraviesan.

Convocados por los sindicatos CTA y CCOO, los bomberos han puesto el foco en el acuerdo sobre su promoción profesional del grupo C2 al C1 acordada con el Ayuntamiento y que ahora se ve frenada por un informe de Intervención que se opone. “Esta promoción interna se ha hecho en más de 20 ayuntamientos. Y aquí Intervención la para”, han criticado, mientras explicaban que el parque de bomberos ha perdido a 40 miembros por jubilación en los últimos cinco años y la plantilla necesita refuerzos. Ahora, está en marcha una oposición para cubrir 21 plazas, además del compromiso de abrir una bolsa de trabajo para saldar con interinos los puestos vacantes.

Mientras tanto, los bomberos se quejan de que en los últimos tres años no se les ha repuesto el vestuario -“tan solo nos han dado un pantalón y una camiseta con faltas de ortografía” (donde se puede leer Bómberos de Córdoba)-, además de no contar con mantenimiento para las instalaciones del parque.

Sin formación ni prácticas

Asimismo, los bomberos echan en falta una Unidad de Formación. “Necesitamos una formación constante.No tenemos prácticas más que las que nosotros nos inventamos. No visitamos edificios para actuaciones posteriores”, ha dicho y han puesto como ejemplo la Ciudad de la Justicia, edificio del que no conocen sus instalaciones para actuar con mayor eficacia en caso de incendio.

Por otra parte, denuncian la obligatoriedad de asistir al trabajo aunque no les toque, algo que viene dictado por decreto del delegado de Seguridad, Emilio Aumente,y que se viene haciendo por necesidad ante la falta de plantilla. Esto hace, según los bomberos, “que vengamos a trabajar obligados y sin saber en qué condiciones ni cómo se nos va a retribuir ese trabajo. La alcaldesa se comprometió en mayo a que se nos pagara las horas extras y estamos en diciembre y aún no hemos cobrado”, denuncian.

Así las cosas y, ante la posibilidad de que el acuerdo llegado con el gobierno municipal sobre la promoción interna de la plantilla “se quede en papel mojado”, los bomberos dan de plazo al Ayuntamiento hasta el día 21 de diciembre, cuando se les ha prometido que se aprobará la Oferta Pública de Empleo con la promoción al grupo C1 que exigen. “Estaremos atentos para que se cumpla y si no -advierten-, daremos la batalla”, decidiendo en asamblea nuevas movilizaciones de protesta.

Etiquetas
stats