Equo plantea un gran acuerdo para acabar con las parcelas junto a Medina Azahara

Parcelaciones en el entorno de Medina Azahara | MADERO CUBERO
La formación ecosocial asegura que “la única forma de avanzar” es “asumir colectivamente el coste económico y político que supone esta medida”

El partido ecosocial Equo considera que la declaración del yacimiento y entorno de Medina Azahara como Patrimonio de la Humanidad supondría un revulsivo para la economía local y para una mejor ordenación del territorio periurbano de la ciudad, “tan afectado por procesos de construcción ilegal”. Para ello, a través de una nota de prensa reclama a las administraciones, Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Gobierno Central, así como a otros actores relevantes como asociaciones de vecinos, que alcancen un acuerdo que permita este objetivo, empezando por declarar como objetivo común la eliminación de las parcelaciones ilegales emplazadas dentro de la zona Bien de Interés Cultural (BIC). Equo asegura que “la única forma de avanzar en este punto es asumir colectivamente el coste económico y político que supone esta medida, elemento indispensable según Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) para alcanzar la ansiada declaración”.

La formación verde se felicita del apoyo unánime de los partidos presentes en el Ayuntamiento y Diputación a la candidatura del yacimiento arqueológico pero teme que se trate de meras declaraciones sin contenido, ya que, “de una u otra manera, esos mismos partidos han adoptado posturas contradictorias o ambiguas respecto a la protección del yacimiento o su entorno, ya sea permitiendo por inacción la construcción de las viviendas ilegales, alentando su regularización o apoyando la creación de un campo de golf en el entorno protegido de Medina Azahara”. Equo considera que apoyar la declaración de Patrimonio de la Humanidad significa defender sus valores únicos, yacimiento y entorno como una unidad indisoluble y única, que incluye sierra, piedemonte y vega, con elementos tan señalados como caminos, puentes, canteras o acueductos.

En palabras de Pepa Bonilla, coportavoz de Equo Córdoba, “Medina Azahara libre de las amenazas que la cercan hoy en día, y con la declaración de Patrimonio de la Humanidad, se convertiría, aún más que actualmente, en un motor económico y, especialmente, en un referente de cómo gestionar patrimonio, territorio y ordenamiento urbano en un espacio tan emblemático y sensible a la vez. Sin propuestas agresivas como el campo de golf en Turruñuelos, el entorno de Medina Azahara puede acoger un gran número de actividades económicas y sociales compatibles con su preservación, como agroganadería ecológica, turismo rural, etcétera”.

Etiquetas
stats