Empresarios, vecinos, profesores y ecologistas rechazan que Cosmos incinere

Cementera Cosmos, vista desde un colegio | MADERO CUBERO

Empresarios, profesores, ecologistas y vecinos se han sumado, a través de ocho alegaciones, a la intención de la Gerencia Municipal de Urbanismo para que la fábrica Cosmos, y cualquier otra empresa instalada dentro del casco urbano de la ciudad de Córdoba, no incinere residuos para producir energía. Esta semana ha concluido el plazo de alegaciones a la decisión de la Gerencia de innovar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para prohibir la incineración de residuos dentro del casco urbano y a la misma se han sumado hasta ocho documentos de apoyo diferentes.

Hay de todo. Así, un empresario del polígono industrial de Chinales ha presentado una alegación de apoyo. En la misma suma un argumento hasta ahora desconocido. Este empresario se centra en un precedente que a su juicio hay que valorar: que el PGOU prevé que poco a poco el polígono industrial de Chinales se vaya convirtiendo en suelo urbano. Así, se refiere al capítulo IV del PGOU en el que se propone un desarrollo urbanístico de la zona, en la que para favorecer la salida de los empresarios se plantee que sus empresas se conviertan en suelo urbano y que estos a su vez se puedan instalar en otros polígonos industriales.

También hay una alegación de apoyo de tres colectivos vecinales distintos. Por un lado está la federación Al Zahara, que agrupa a todas las asociaciones de vecinos de la ciudad. Pero también están dos de las asociaciones más próximas a la fábrica, como la de Valdeolleros (que hace un extenso estudio histórico de la evolución del barrio y de la fábrica) y la de Torre de la Malmuerta. Sus argumentos son muy similares y se centran en la oposición social existente a la incineración de residuos tan cerca de sus viviendas, y a la supuesta peligrosidad de esta actividad industrial. Los vecinos insisten en que no buscan el cierre de la fábrica, pero sí que produzca cemento pero no incinere residuos.

La plataforma Aire Limpio ha sumado su alegación a la de Ecologistas en Acción. Además, también ha presentado otra alegación diferente el partido político Equo, firmada por el histórico ecologista José Larios. Estas dos alegaciones se centran en los efectos para la salud y el medio ambiente de una chimenea de incineración tan cerca de zonas habitadas, y hablan del llamado “principio de precaución” para apoyar la decisión de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Además, hay dos alegaciones más. El Bloque Crítico Sindical de la educación (compuesto por CGT, CNT, COBAs, CTA y Ustea), y un colectivo de profesores de la Universidad de Córdoba, en una de las alegaciones que más ha sorprendido en la Gerencia de Urbanismo. Este grupo de 13 profesores de Física, Genética, Biología, Biomedicina, Botánica y Física Aplicada, entre otras especialidades, ha firmado una alegación conjunta dirigida al Servicio de Planeamiento.

El caso de Cosmos y la modificación del planeamiento urbano para sacar las fábricas de la ciudad no es asilado en Andalucía. En estas semanas, en la provincia de Sevilla se está viviendo una situación similar en la fábrica Portland Valderribas en Alcalá de Guadaíra (Sevilla). A esta fábrica la Junta también le concedió la autorización ambiental integrada para la valorización (o incineración de residuos). En estos momentos, Portland no valorice y puede que no lo haga nunca, según la Junta, “al prohibir el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alcalá de Guadaíra la incineración de residuos a menos de dos kilómetros de la zona urbana, una condición que no cumple esta empresa”.

La modificación de la autorización de Portland Valderribas S.A fue aprobada por la consejería el 16 septiembre de 2014. Además, en enero de 2015 esta empresa, incluida en el Plan de Inspección Ambiental de Instalaciones 2015-2017, fue supervisada por los técnicos de la Junta, quienes pudieron constatar que no se había llevado a cabo la modificación consistente en “planta de valorización de residuos no peligrosos para la incorporación de nuevos combustibles alternativos al horno de clinker”, instalación que estaba prevista en la modificación.

Así mismo, en diciembre de 2016 se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) una resolución, aprobando la actualización de la Autorización Ambiental Integrada de la cementera, con la debida adecuación a la Directiva 2010/75 de la Unión Europea.

Etiquetas
stats