Detenido tras un robo en el casco histórico el verano pasado

Agentes de la Policía Nacional, en la Judería | MARÍA TERESA SÁNCHEZ
La Policía Nacional ha identificado al autor gracias a la huella genética que dejó en su asalto a una mujer a la que robó una cadena empotrándola contra la pared

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre por la presunta comisión de un robo con violencia a una mujer el pasado mes de septiembre. La detención ha sido posible gracias a la llamada "huella genética", es decir, a los restos biológicos de los hechos que han podido ser cotejados ahora.

Según ha informado el Cuerpo Nacional a través de una nota de prensa, el suceso tuvo lugar a finales del verano pasado en una zona del casco histórico cuando, al parecer, un hombre a bordo de una bicicleta agarró del cuello súbitamente a la víctima y la empujó contra la pared con el ánimo de apoderarse de la cadena de oro que portaba en el cuello. La víctima intentó evitar el suceso forcejeando con el asaltante, si bien éste huyó del lugar con la mencionada cadena.

Al tener conocimiento los agentes del mencionado robo, iniciaron la oportuna investigación del caso, que incluyó la correspondiente inspección técnico policial de la zona y de la víctima, en aras de recabar indicios de la autoría del suceso, logrando identificar en fechas recientes al presunto autor de los hechos gracias, entre otros, a la "huella genética". El sospechoso fue localizado y detenido a comienzo de esta semana.

Reseña biológica

Desde principios de la década de los 90, la Policía Nacional trabaja con las muestras obtenidas de restos biológicos y, gracias a los avances tecnológicos, la continua formación de los especialistas y la nueva legislación, el número de autores de hechos delictivos identificados se ha incrementado notablemente.

Etiquetas
stats