Detenidas 39 personas por robar cable en plantas fotovoltaicas

.
Los arrestados son 37 personas de nacionalidad rumana además del propietario y el encargado del centro de recuperación de residuos y compra venta de metales de nacionalidad española

La Guardia Civil en el marco de la operación Carrizales, desarrollada en las provincias de Córdoba y Sevilla, ha detenido a 39 personas pertenecientes a una organización criminal especializada en el robo con fuerza de cableado de cobre en plantas solares y fotovoltaicas y otras instalaciones. Se han recuperado más de 500 kilos de cableado de cobre, 3.200 euros y varias armas simuladas. También han sido intervenidos 13 vehículos que eran utilizados habitualmente por la organización para sus desplazamientos, según informa el instituto armado a través de una nota de prensa.

La operación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de varios robos cometidos con fuerza y causando importantes daños en instalaciones, plantas solares y fotovoltáicas de las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva, Málaga, Badajoz, Lérida y Córdoba. Tras las primeras investigaciones se pudo conocer que se trataba de una organización perfectamente estructurada, ya que cada uno tenía un cometido diferente, desde el reconocimiento de las zonas donde se iban a cometer los robos hasta la sustracción, transporte y limpieza del cableado. Asimismo, la red contaba con conexiones para la receptación del material robado y su posterior distribución.

Una vez localizados e identificados todos los integrantes del grupo, se procedió a la entrada y registro de varias viviendas, asentamientos y centro de recuperación de residuos y compraventa de metales en las localidades de Sevilla, San Juan de Aznalfarache y La Rinconada. Los detenidos son 37 personas de nacionalidad rumana además del propietario y el encargado del centro de recuperación de residuos y compra venta de metales de nacionalidad española.

De los 33 robos esclarecidos, 18 habían sido cometidos en plantas fotovoltaicas de la provincia de Córdoba, ubicadas en La Carlota, Villa del Río, Posadas, Baena y Córdoba. La Guardia Civil estima que el valor de los daños causados y el material sustraído asciende a más de 1.000.000 euros.

La investigación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones. Esta operación ha sido desarrollada por el área de delitos contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Córdoba.

Etiquetas
stats