Desarticulan un grupo que importaba hachís de Marruecos

FOTO: CORDOPOLIS
La Policía detiene a cinco personas, interviene 6,5 kilos de droga y tres coches de alta gama

La Policía Nacional ha desarticulado a un grupo organizado que se encargaba de importar hachís de Marruecos y distribuirlo por la ciudad de Córdoba. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, se ha detenido a cinco personas, se han intervenido casi 6,5 kilos de hachís, tres vehículos de alta gama y más de 1.700 euros en efectivo.

Dos de los cinco arrestados están en prisión provisional por orden de la autoridad judicial. El resto ha sido puesto en libertad con cargos. Los arrestados son H. I. R., de 23 años de edad y nacionalidad marroquí, S. I. R., de 25 años y también marroquí, Y. H., de 27 años y marroquí, D. A. L., de 35 años de nacionalidad polaca y M. Z. A., de 37 años y de nacionalidad pakistaní.

Estas detenciones se han producido tras varios meses de investigación llevadas a cabo por parte de los agentes encargados de la lucha contra el tráfico de drogas, tras tener conocimiento de que personas afincadas en la ciudad de Córdoba podrían pertenecer a un grupo organizado encargado de introducir grandes cantidades de hachís desde Marruecos a la ciudad de Córdob.

Los ahora detenidos actuaban de enlace con otros responsables de la organización con residencia en Marruecos, que eran los encargados de adquirir la droga para que los detenidos desde Córdoba, realizasen la labor de logística de traslado de la droga, ya fuese utilizando vehículos de alquiler o los de terceras personas marroquíes a las que contrataban para utilizar sus propios automóviles, a los cuales les fabricaban dobles para ocultar la droga y pasar desapercibido a través de la frontera española.

Esta operación policial contra el tráfico de drogas se ha llevado a cabo en tres fases, fruto de las cuales se han intervenido un total de 6.438 gramos de hachís distribuidos en unas 620 bellotas.

Según la Policía, este grupo utilizaba innumerables medidas de seguridad para evadir el seguimiento policial, llegando a circular con los vehículos a alta velocidad, poniendo en grave riesgo la seguridad del tráfico, como ocurriera en una de las fases cuando para tratar de eludir un control policial alcanzaron con el turismo una velocidad superior a los 200 kilómetros por hora. Posteriormente y tras una larga persecución en la carretera, abandonaron el vehículo y huyeron a pie, si bien finalmente fueron localizados y detenidos.

Etiquetas
stats