Denuncian que los bancos se escudan en 'fondos buitre' para llevar a juicio a quienes ocupan casas

Concentración de Stop Desahucios, en una imagen de archivo | ÁLVARO CARMONA

Stop Desahucios ha acompañado esta mañana a una pareja con cuatro hijos que han sido llevados a juicio por ocupar, desde hace tres años, una vivienda en Valdeolleros que era propiedad del Banco de Santander. Según los activistas, el piso terminó en manos de un fondo de inversión inmobiliario -conocidos como fondos buitre- que les ha llevado a juicio. Los activistas denuncian que los bancos se escudan en este tipo de fondos para seguir llevando a juicio a quienes ocupan las viviendas vacías propiedad de los bancos. “Y eso, a pesar de que los organismos y los tribunales internacionales han condenado las políticas hipotecarias de España y sus bancos”, resalta el portavoz de la plataforma, Eugenio Rosa.

La pareja vive con cuatro hijos menores de edad y el padre está a punto de ingresar en prisión por otro delito “producto de la crisis y de su incapacidad de ofrecer una vida digna a su familia”, ha señalado Rosa.

Stop Desahucios afirma que este caso ya fue juzgado en primer instancia y que los dos acusados fueron absueltos, pero la Audiencia atendió un recurso que subrayaba un defecto de forma en el procedimiento y sentó de nuevo a la pareja en el banquillo. Después de que en la primera sesión del juicio uno de los letrados no se presentará, esta ha sido la tercera vez que los dos pasan por una vista.

De ser declarados culpables, la pareja acusada podría enfrentarse a multas de entre 900 y 1.800 euros, así como al desalojo inmediato de su vivienda. Algo que, para Stop Desahucios “no sería una solución y agravaría todavía más el delicado estado de la familia”.

Etiquetas
stats