Crisis, baja natalidad y nueva movilidad: cae casi un 40% el número de nuevos conductores

Vehículos de prácticas para alumnos de autoescuelas en Córdoba | MADERO CUBERO

No hace mucho tiempo, cumplir los 18 años y sacarse el carnet de conducir era una práctica que iba unida. Pero desde hace unos años, diversos factores han confluido para que se haya registrado un acusado descenso en el número de conductores noveles en Córdoba, en una tendencia que se sigue en todo el país. Desde hace poco más de una década hasta ahora, el número de personas que se han sacado el permiso de conducir ha bajado cerca del 40% en la provincia cordobesa.

La bajada de la natalidad, la crisis económica y el cambio de prioridades y hábitos en los jóvenes se han sumado para que la cifra de nuevos conductores se haya recortado de esta manera. Los cambios en la movilidad y los costes de sacarse el carnet, comprar el vehículo y mantenerlo han hecho que muchos jóvenes prefieran invertir su dinero en otros productos.

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) muestran este descenso. Si justo antes de la crisis económica, en 2008, fueron 16.699 las personas que se sacaron el carnet de conducir en la provincia de Córdoba, ahora, en el último año registrado, en 2019, solo lo han hecho 10.573 personas. Eso supone un descenso de más del -36% en nuevos conductores al año.

Si miramos la última década, la cifra de conductores que se sacan el permiso en un año se ha reducido en casi 4.000 personas: en 2010 eran 14.419 conductores noveles y en 2019 han sido los citados 10.573, lo que supone una reducción del -26,6%. Ese descenso ha sido de más de 2.000 conductores con referencia al año anterior: de 2018 a 2019, la bajada ha sido del -17%, en una tendencia que parece haberse instalado.

La mitad de permisos en la cresta de la crisis

La bajada más drástica del número de personas que se sacaron el permiso de conducir en Córdoba se observó en el inicio de la crisis económica. Si en el año 2008 obtuvieron el carnet casi 17.000 jóvenes, el descenso fue inmediato y paulatino en los años siguientes, los más crudos de la crisis. Así, en 2009 esa cifra bajó a la mitad: 8.216 personas se sacaron el permiso.

En los años del freno de la crisis, entre 2014, 2015 y 2016, el número de nuevos carnets se mantuvo entre los 7.034, los 6.513 y los 7.216, respectivamente. Unos datos que aumentaron con la salida del gran bache económico hasta llegar a cifras de nuevo con cinco dígitos pero que no han vuelto a ser como las anteriores a la crisis. Los hábitos, prioridades y costumbres en cuanto a la movilidad y los jóvenes han cambiado.

Etiquetas
stats