Córdoba muestra su orgullo: la Marcha por la Diversidad reivindica los derechos LGTBI

Marcha por la Diversidad 2019 | ÁLEX GALLEGOS

Las altas temperaturas de la tarde de este viernes en Córdoba no han supuesto un freno, sino que han servido para calentar motores, en la III Marcha por la Diversidad que ha conmemorado el 28 de junio, Día del Orgullo, reivindicando los derechos de las personas LGTBI.

Bajo el lema Con nuestros derechos no se negocia, la bandera arco iris y todos sus colores han protagonizado la imagen de una manifestación en la que, un año más, por las calles de la capital se ha visibilizado a lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y a toda persona sea cual sea su identidad sexual.

Pancartas de los distintos colectivos y el apoyo de instituciones como el de los representantes políticos en el Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía, no han faltado al inicio de la manifestación que, en un ambiente festivo, ha partido desde las puertas del Palacio de la Merced sobre las 20:00. Miembros de PP, PSOE, Ciudadanos, Izquierda Unida y Podemos se han dejado ver entre quienes iniciaban la marcha, donde eran mayoría los jóvenes abanderando que la visibilidad de las personas LGTBI es un derecho.

Animación y música han acompañado a los participantes en la marcha en un recorrido por las calles del centro de la ciudad, después del cual la manifestación concluiría en la Plaza de la Corredera, con la lectura del manifiesto a cargo de la exatleta internacional Belén Recio. Al inicio de la marcha, Recio decía sentirse “orgullosa” de participar en el acto y reivindicaba “los derechos de todas las personas y la igualdad. El amor es amor”.

En el manifiesto se ha homenajeado a las personas que llevan 50 años luchando por la igualdad del colectivo LGTBI desde la rebelión de Stonewall en 1969, el germen del movimiento del Orgullo a nivel mundial. Los actos de este año conmemoran a nivel mundial esta efeméride que marcó el levantamiento de las personas LGTBI contra la desigualdad y en favor de la total integración de la diversidad en la sociedad. Por eso se ha querido destacar y homenajear especialmente a las personas transexuales y travestis que protagonizaron aquel levantamiento civil del Orgullo.

El manifiesto exigía, además, la aprobación urgente en el Congreso de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI, encallada en sede parlamentaria desde hace meses, y hace un alegato en favor de la memoria histórica de un colectivo históricamente perseguido e invisibilizado, que ahora se remueve y “rearma” como respuesta a los movimientos excluyentes de extrema derecha que empiezan a avanzar en diferentes puntos del planeta.

“Porque el colectivo LGTBI+ tiene memoria, no consentiremos ni un solo ataque más a nuestra dignidad, y por decencia democrática, tampoco permitiremos ni un solo paso atrás en nuestros derechos. Combatiremos las terapias aversivas. Defenderemos la educación en diversidad, protegiendo a nuestras familias y dando referentes a los menores LGTBI. Defenderemos el derecho a ser, a amar y a expresarnos en libertad, porque con nuestros derechos no se negocia”.

Etiquetas
stats