El Consistorio busca fórmulas para acatar la ley de Memoria sin cambiar el nombre de las calles

Calle Foro Romano | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento está buscando un equilibrio entre acatar radicalmente la ley de Memoria Democrática, como señaló este viernes la edil de IU Alba Doblas, y encontrar “fórmulas que no impliquen cambiar el nombre de las calles” con reminiscencias franquistas, como apostilló en la misma rueda de prensa Emilio Aumente, del PSOE.

La empresa no se antoja sencilla pero podría ir en la dirección de prescindir del nombre completo de algunos protagonistas del viario. Por ejemplo, siguiendo esta lógica, la Avenida del Conde de Vallellano podría pasar a ser renombrada simplemente como Avenida Vallellano. El Ayuntamiento quiere tener en cuenta de esta forma el arraigo popular de muchas de estas calles y rondas que a día de hoy muchos ni recuerdan que hacen referencia a personajes destacados por su ligazón con la dictadura y la represión franquista.

Aumente y Doblas también han querido zanjar que en ningún momento se está planteando un referéndum popular, en sí, para decidir el renombre de las calles. El jueves, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, abrió la puerta a realizar una consulta ciudadana o popular para que sean los vecinos los que decidan si se cambian o no algunos nombres de calles en la ciudad. Ambrosio se apoyó en la búsqueda de la “unanimidad” en el dictamen que este miércoles aprobó la comisión municipal de Memoria Histórica. Pero Aumente insistió este viernes en que “en ningún momento habló la alcaldesa o se ha hablado de un referéndum”, aunque sí “se buscarán el mayor consenso y participación posibles”.

Este jueves, la Comisión Municipal de la Memoria Histórica aprobó su dictamen final donde pese a que reinó la unanimidad sí que hubo propuestas que tuvieron que salir adelante con el voto en contra del PP, Ciudadanos y UCOR. Las más significativas fueron la propuesta para que el Pleno decida retirar el nombre de Cruz Conde de la calle entre Las Tendillas y Ronda de los Tejares, de la Plaza de Cañero, de la Avenida de Conde de Vallellano, de la calle Cronista Rey Díaz, la calle José María Pemán y la Cruz de los Caídos en la Plaza de la Constitución.

Ganemos Córdoba pide el acatamiento a la Ley de Memoria Democrática

Para Rafael Blázquez, coportavoz del Ganemos Córdoba, “la ley es clara, deja perfectamente claro que no pueden tener nombres de calles y de plazas personas que hayan contribuido activamente al alzamiento o al afianzamiento de la dictadura. En este caso, por poner ejemplos, el de Cañero, firmado de su puño y letra en su hoja de servicio dentro de los documentos con los que ha trabajado la Comisión, donde se deja totalmente claro su participación en escuadrones de la muerte, o calles como la de José María Pemán,que fue el presidente del comité depurador de la enseñanza”.

En relación al anuncio de alcaldía de la posibilidad de realizar una consulta sobre la aplicación de esta ley, la formación verde la considera “una jugarreta” para dilatar la actuación y no asumir la responsabilidad de acatar “una ley que viene a restablecer unos mínimos de convivencia, de libertad, justicia y democracia previos al treintaiséis”.

“Son estas actitudes y comportamientos por parte de los que han sido nuestros gobernantes las que explican por qué, cuarenta años después de gobiernos democráticos, siguen miles de personas enterradas en las cunetas y los nombres de responsables de masacres aún nombrando avenidas y plazas, algo impensable y absolutamente excepcional entre todas las democracias de Europa y de América Latina”, ha afirmado Blázquez, quien ha añadido que “sentaría un pésimo precedente que el primer referéndum que se haga en la ciudad sea para decidir si aplicamos o no la ley. Puestos a ello por qué no realizar una consulta popular sobre la aplicación de leyes que atentan contra derechos sociales y políticas fundamentales como las llamadas leyes Montoro o la ley mordaza”.

Etiquetas
stats