Conductor, la Policía Local controla esta semana si te has puesto al volante después de beber

Un policía local practicando un control de alcoholemia.

La Policía Local de Córdoba, en el marco de la colaboración mantenida con la Dirección General de Tráfico (DGT), se suma a la campaña especial sobre control de la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores que tendrá lugar desde este lunes 11 de diciembre hasta el día 17, en cumplimiento de la programación de las Campañas y Operaciones de Vigilancia y Control para el año 2017.

Al respecto, el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de la capital, Emilio Aumente, ha destacado la importancia de que las administraciones sumen esfuerzos y actúen coordinadamente en un ámbito tan relevante de la seguridad preventiva como es la lucha contra la siniestralidad en el tráfico".

Junto a ello, ha recordado "la obligación de cumplir la normativa" al tiempo que apela a la "responsabilidad" para evitar accidentes y daños que pueden llegar a ser irreparables. "Si se ha tomado alcohol lo sensato es no conducir", subraya Emilio Aumente, que añade que "la seguridad es el objetivo", puesto que "las administraciones no quieren verse obligadas a sancionar con pérdida de puntos del carnet y multas".

Sobre el fundamento de la campaña, "el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales", según la DGT. Su presencia en la conducción dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente. La única tasa segura es 0,0%. No solo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Desde la entrada en vigor de la Ley del Permiso por Puntos, alrededor del 12% de los infractores sancionados y del 14% de los puntos detraídos han tenido su causa en el hecho de conducir con una tasa de alcohol superior a la establecida. Además, según también la DGT, dos de cada tres delitos cometidos contra la seguridad vial están relacionados con el alcohol.

Se ha detectado un cambio de comportamiento de los ciudadanos que ha hecho que el porcentaje de positivos por alcoholemia detectados descienda de una forma notable en el último decenio. No obstante, es objetivo prioritario de la DGT tratar de conseguir bajar del 1% los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios. Sin embargo, esto no ha ocurrido respecto a las drogas, puesto que en la más reciente campaña especial de 2017 el porcentaje presencia de drogas fue del 27,90%, frente al 2,12% de positivos de alcoholemia.

Se puede recordar que conducir con presencia de drogas en el organismo conlleva una sanción de 1.000 euros y 6 puntos del carnet de conducir. La misma sanción corresponde a más de 0,50 mg/l de alcoholemia. En conductores noveles la tasa de alcoholemia que ya es causa de sanción es de 0.15 mg/l. Además, cuando las infracciones tienen carácter penal (tasas superiores a 0,60 mg/l de alcoholemia, o por conducir bajo los efectos de las drogas) las penas pueden ser tres a seis meses de prisión o multa de tres a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

Etiquetas
stats